Los hogares inteligentes, el Internet y de las Cosas y… ¿la privacidad?

Negocios
0 0 No hay comentarios

La reciente compra de Nest Labs por parte de Google, la empresa que más información privada de usuarios tiene almacenada, ha intensificado el debate sobre la privacidad: ¿habrá lugar para ella en un hogar conectado?

Una nueva era se aproxima, esa del Internet de las Cosas y los hogares conectados, lo que supondrá que todos los utensilios básicos que una persona utiliza a diario podrán estar conectados a la Red para que su uso sea más cómodo. Si todo está conectado a Internet, la información delos hábitos y rutinas de un usuario podrán ser registrados. ¿Hay lugar para la privacidad en todo esto?

Internet de las CosasMuchos hablan de que el Internet de las Cosas podría ser el ‘gran hermano’ que George Orwell predijo  hace ya tantos años, ya que las entidades corporativas tendrán acceso a la información de la población más que nunca antes.  Con los hogares inteligentes, una empresa podrá conocer cómo es la rutina de un ciudadano, qué le gusta y qué no… para luego usarla para vender más, en función de la información recopilada. El Internet de las Cosas, al ser una tecnología muy nueva, cuenta con el añadido que no haya una gran cantidad de soluciones de seguridad fuertes para poder asegurarse de que se respeta la privacidad.

De hecho, ya se ha dado un primer caso de una nevera (sí, has leído bien, una nevera) que ha sido la responsable del envío de 750.000 mails maliciosos a usuarios para conseguir datos confidenciales de estos. Los expertos están convencidos de que esto no ha hecho más que empezar y que el hecho de que en los próximos años vaya a haber cada vez más dispositivos conectados incrementará considerablemente las amenazas.

Para tener más claro lo que supone el Internet de las Cosas y los objetos que estarán conectados a Internet proporcionando información a las empresas sobre los usuarios, Gartner , en un estudio, distingue cuatro tipo de objetos cuando hablamos del Internet de las Cosas. Por un lado están los objetos simples, “demasiado primitivos para ser conectados a Internet, pero que igual pueden participar en interacciones útiles“. Segundo, nos encontramos con los objetos sensitivos o comunicativos, “que contienen sensores que se pueden comunicar y dar información acerca de ellos mismos o su entorno (por ejemplo, un sensor de presión inalámbrica en el neumático de un coche). En tercer lugar encontramos los objetos controlables, que cuentan con sensores “que pueden detectar, comunicar y  recibir información y controlar. Por ejemplo, un sistema de calefacción a través de una caldera que se enciende y supervisa remotamente”. En último lugar están los objetos considerados autónomos o inteligentes que cuentan con sensores y funciones sofisticadas, como puede ser un coche.

Google o el ojo que todo lo podrá ver

¿Recuerdas que hace unas semanas que Google se hizo con Nest Labs? ¿Cuál podría ser su interés en este firma? Es simple: continuar conociendo a sus clientes potenciales. No hay que olvidar que la Mountain View es la empresa que más información tiene recopilada en su nube, eso que se llaman los Big Data o grandes volúmenes de datos. Muchos pusieron el grito en el cielo tras la compra, explica cnet, diciendo que no volverían a google_is_watching_you_Intenet de las cosasconsumir un productos de Nest Labs, a sabiendas de que Google ha sido una de las empresas que ha ofrecido información confidencial de sus usuarios a las autoridades de la NSA. Sin embargo, aún mucha gente no es consciente de esta vulnerabilidad de la privacidad a la que llevan los hogares inteligentes.

Nest Labs comenzó a ser conocida en el año 2011 cuando lanzó un termostato para los hogares fácil de instalar y que se puede controlar desde el teléfono. Tras esto, otro importante y similar lanzamiento fue el de un detector de humos también controlable a través de un smartphone.  Los portavoces de Mountain View aún no han adelantado sus objetivos tras la comopra de Nest Labs, dentro del mercado de hogares inteligentes. Lo que sí han dicho en el comunicado de Nest Labs es que los aparatos de la marca para los hogares continuarán siendo compatibles el iPad y el iPhone de Apple, el gran rival de Google en el mercado móvil. De todos modos, todo apunta a que Google será uno de los fabricantes fuertes en esta nueva era tecnológica y social que está aún por llegar.

Google ya conoce lo que un usuario hace cuando está frente a su dispositivo (su buscador es el más usado y el más eficiente, el navegador Chrome, sistemas operativos Chrome OS o Android en terminales móviles, ordenadores Chromebook, tablets y smartphones Nexus…), pero con un buen desarrollo de los productos de Nest Labs, Google también podrá conocer bien al usuario en su rutina diaria. Y toda esa información que puede recolectar es realmente valiosa para las empresas: la publicidad podrá llegar a dirigirse a cada usuario en función de su perfil para incentivar aún más el consumo para conseguir que realmente el ciudadano compre lo que se le está ofreciendo.

Como recuerda el presidente y CEO de Center for Internet Security, Will Pelgrin, “ha habido casi 600 millones de violaciones de los registros de usuarios desde el año 2005 que se hayan reportado”, que añade que “esas cifras irán en aumento a medida que existan más fuentes de datos que entren en nuestras vidas y nuestros hogares.

Android será un gran impulsor del Internet de las Cosas

Sigamos, porque como dicen muchos analistas del mercado, la mayoría de los ciudadanos acabarán viviendo en esta nueva realidad del Internet de las Cosas, o las ‘Cosas del Internet’ que dicen otros, aunque no sean aún conscientes ni de lo que esto va a suponer. Y, siguiendo con Google, muchos son los que predicen que Android será el gran triunfador de este mercado. No olvidemos que muchos de los objetos que uno utiliza a diario podrán ser fácilmente controlables a través de nuestro smartphones y que, finalmente, el sistema operativo móvil de Android es el rey de este mercado de la movilidad.

Aunque Oracle es la empresa que más ha estado promocionando esta idea del Internet de las Cosas, bajo la idea de que la tecnología Java será la base de este concepto, los expertos advierten de que, finalmente irá mucho más allá, porque esta idea de hogares conectados servirá para todos los objetos cotidianos y no sólo los que se basan en Java.

Así, de acuerdo con Infoworld, es muy probable que Android triunfe. ¿Por qué? Primero, este sistema operativo móvil, abierto, funciona como una interfaz universal que pueda ser adaptada por los fabricantes a muchos tipos de dispositivos diferentes. En segundo lugar, el número de aplicaciones hará más atractivo el Internet de las Cosas y el número de desarrolladores que se decanta por este SO es cada vez mayor. Como ejemplo claro de la importancia de este software, recordemos que la NASA ya lo utiliza para enviar satélites más baratos y ligeros a la órbita terrestre.

android-rey


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor