HTC tenía espías entre sus empleados

Negocios

Entre otros, Thomas Chien que era directivo en HTC, podría haber filtrado detalles sobre el diseño de la interfaz de experiencia de usuario Sense 6.0.

Un tribunal taiwanés acaba de acusar a varios antiguos trabajadores de HTC de  filtrar secretos empresariales, aceptar comisiones ilegales y falsificación de gastos algo que perjudicó a la empresa en beneficio de sus rivales del mercado móvil. Entre los acusados de espionaje hay un importante ex directivo de la firma: se trata de Thomas Chien, anteriormente vicepresidente de diseño de producto en HTC.

Thomas Chien podría haber revelado información sobre  la interfaz de experiencia de usuario Sense 6.0, según las acusaciones.
Thomas Chien podría haber revelado información sobre la interfaz de experiencia de usuario Sense 6.0, según las acusaciones.

Según se ha descubierto, Thomas Chien  podría haber filtrado detalles sobre el diseño de la interfaz de experiencia de usuario Sense 6.0, un software desarrollado por HTC pero que aún no ha salido al mercado de forma oficial.

Este antiguo directivo de la firma taiwanesa fue detenido el pasado mes de agosto junto a otras dos personas por estas acusaciones, aunque ahora se cree que, al menos, habría tres personas más implicadas en este caso de espionaje a HTC.

Según publica Engadget, la investigación también confirmó que Thomas Chien y los demás ‘espías’ de HTC consiguieron, por la venta de información y otros negocios ilegales,  más de un millón de dólares y descuentos de otros proveedores. Un cuarto de esa cantidad fue descubierto en el coche que antes era vicepresidente de diseño de producto en HTC.

Según las informaciones de los fiscales del caso, mientras que la mayoría de los autores han admitido las acusaciones de espionaje y venta de informaciones, Chien siguió defendiendo su inocencia y continúa negando algunas de las ilegalidades que se le imputan.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor