La crisis y las TIC cambian los métodos de pago de los españoles

Negocios

Aunque los pagos electrónicos siguen creciendo en España, se registró un incremento de los pagos efectivos y con tarjetas de débito en el último año.

Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales,conocida como AFI, han presentado el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2013 que afirma que España está viviendo un gran cambio en su forma de realizar los pagos, propulsado por las nuevas tecnologías y por la crisis económica que hace que los ciudadanos quieran controlar más sus ingresos.

index retail comprador vendedor consumo pagoAsí, de acuerdo con el estudio, en España, “las entidades financieras abordan la última fase del proceso de restructuración, reforzada por la propia dinámica innovadora de los pagos” para adaptarlos a las nuevas necesidades que han llegado con el impulso de las tecnologías de la información.

Además, destaca el estudio de Tecnocom y AFI que, en España, la crisis económica “sigue teniendo un fuerte impacto en los patrones de consumo“. Por ejemplo, el pago en efectivo creció un 2,6% en 2012, ascendiendo a un total de 103.000 millones de euros, un ritmo de crecimiento por debajo del registrado en los años anteriores. Otro aspecto que han notado los responsable de este estudio de tendencias es que “los españoles recurren más al pago por tarjetas de débito para saber cuánto gastan y no acumular deudas”.

En cuanto al comercio electrónico en España, destaca que este se ha duplicado en los últimos cinco años y el número de operaciones registradas por este canal en 2012 superó 13.4000 millones de dólares gastados, un 13,6% más que en 2011 y un 42,8% más que en 2010″.

Según el Informe, “el consumidor se sitúa en un entorno cambiante, caracterizado por dos grandes tendencias. De una parte, la bancarización y la inclusión financiera están atrayendo a segmentos de la población con patrones de uso distintos a los tradicionales. De otra, el creciente del comercio electrónico y la telefonía móvil facilitan las operaciones de pequeña cuantía –micro pagos-, y tienden a la coexistencia con tarjetas físicas y virtuales”. Esto se traduce a que se puedan realizar pagos de pequeñas cantidades de manera electrónico, pero a menores costes.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor