Truphone, “operador móvil sin fronteras internacionales”, llega a España

Negocios

Truphone es una operadora nueva que permite a las empresas contar con un sólo plan para todos sus empleados y que ofrece llamadas baratas dentro de toda la ‘Zona Truphone’.

España, junto con Reino Unido, Alemania, Holanda, Polonia, Hong Kong, Australia y  Estados Unidos, pasa a formar parte de la “Zona Truphone“, esto es, una red móvil global que ofrece a las empresas que compartan datos, voz y sms entre los empleados, para compensar el gasto de unos con el de otros, dentro de España, y también dentro de la Zona Truphone.

Según un comunicado, Truphone estima que sus usuarios pueden ahorrar, de media, hasta un 84,1% en llamadas internacionales, respecto a los principales operadores de España, un 83%  en el uso de datos en modo roaming y entre un 62% y un 92% en el uso de voz al modo roaming.

Truphone se define a sí mismo como “el primer operador móvil global sin fronteras internacionales”. Las organizaciones que se unen a la operadora, cuentan con un único plan de volumen de datos, voz y sms común para toda su plantilla, “lo que permite que todos los empleados adscritos utilicen los minutos y gigas del Plan, compensándose así el mayor gasto de unos con el menor de otros”.

Según han declarado los representantes de la operadora, será en enero de 2014 cuando las primeras empresas comenzarán a utilizar los servicios de Truphone  en España.

Otra de las ventajas es que Truphone no cobra nunca establecimiento de llamada, ni en llamadas locales, ni internacionales ni en roaming, algo que los principales operadores de la competencia sí haciendo.

En octubre, la operadora anunciaba su intención de llegar al mercado español y Óscar Ortega, director general de Truphone para España, destacaba, como publicó ChannelBiz, que la iniciativa de la empresa permite que los empleados estar conectados siempre que lo necesiten, aunque salga de su país y sin que la empresa pierda productividad.

Truphone es una empresa que desde principios de esta año 2013 tiene como uno de sus princiapales accionistas a Roman Abramovich, que invirtió unos 82 millones de euros en acciones de esta operadora británica.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor