Un 69% ejecutan aplicaciones críticas en la nube

Negocios

Cuando el despliegue de aplicaciones críticas empieza a convertirse en algo habitual podemos decir que el cloud está alcanzando su madurez.

Parece que la mayor barrera del cloud, la seguridad, empieza a superarse, y que se ha alcanzado la madurez suficiente como para que tenga parte en las aplicaciones más críticas de una empresa. Al menos es lo que se desprende de los datos de una encuesta realizada por Riverbed Technology entre más de 120 asistentes al evento AWS re:Invent de mediados de noviembre.

El estudio recoge que el 80% de los encuestados desplegó su primera aplicación en un entorno IaaS hace más de un año; pero lo que, en opinión de Dormain Drewitz, ejecutiva de Riverbed, muestra la madurez del IaaS es que el 69% han desplegado, o están a punto de desplegar, aplicaciones críticas en una nube IaaS.

Para un 90% la fiabilidad es un aspecto “extremadamente importante”, por encima del rendimiento (88%) y de los costes (84%) a la hora de desplegar ciertas aplicaciones en la nube.

Además de estos datos, la ejecutiva de Riverbed describe en su blog lo que las empresas deben tener en cuenta para mejorar la escalabilidad de los procesos, reducir el tiempo de despliegue de aplicaciones y reducir los costes.

El primer consejo es contar con equipos multifuncionales. Si tenemos en cuenta que las aplicaciones que se suben a la nube van desde proyectos de desarrollo a aplicaciones críticas, todos los equipos deben estar involucrados, tanto los responsables de la red como los de seguridad y operaciones.

Tener en cuenta el peor de los escenarios, este es el segundo consejo. Cuando se tarta con la nube mejor tener en cuenta la escalabilidad del sistema, no sólo para dar servicio a un número impensable de usuarios, sino que muchos de ellos puedan estar accediendo desde las partes más remotas, o desde redes móviles, y valorar la latencia, una variable que debe tenerse en cuenta.

Por último Dormain Drewitz recomienza abrazar la complejidad del ‘multicloud’. Ya no se trata sólo de nubes públicas, híbridas o privadas, sino se conectar nubes entre sí, de entender que las aplicaciones alojadas en una nube pueden depender de los datos servidos desde otra nube.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor