El fin del teléfono tradicional, más cerca de lo esperado

Negocios

Los empleados quieren cortar los cables, y no sólo los de sus ordenadores, sino también el del teléfono tradicional, que empieza a considerarse obsoleto.

“Workforce BYOD Rises Dramatically” es un estudio que se ha publicado recientemente en Estados Unidos y que pone de manifiesto que cuando se trata de movilidad, hasta el teléfono tradicional corre sus riesgos. Encargado por la empresa Ring Central a la consultora Dimensional Research, el estudio pone de manifiesto cómo la movilidad y el BYOD están cambiando las comunicaciones de las empresas.

Animados por las tarifas planas, la mitad de los trabajadores encuestados aseguran que utilizan sus dispositivos móviles incluso cuando están en sus lugares de trabajo, con un teléfono en la mesa.

Es más, un 88% asegura utilizar el teléfono móvil para tareas personales durante su tiempo personal, y un 70% asegura que los teléfonos de las oficinas terminarán siendo reemplazados por los smartphones personales.

Otros datos del estudio dice que para un 79% el teléfono fijo de la oficina habrá desaparecido dentro de dos años y sólo un 7% de los encuestados creen que el teléfono tradicional sobrevivirá los próximos diez años.

“La movilidad y el BYOD están cambiando el negocio de las comunicaciones permitiendo a los empleados que se comuniquen sobre tareas del trabajo cuándo, dónde y como quieran, incluso durante el tiempo personal”, ha dicho David Berman, presidente de Ring Central. El directivo añade que los dispositivos móviles se han convertido en verdaderas herramientas de negocios y están transformando el espacio de trabajo.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor