Los smartphones se imponen sobre las cámaras DSLR

InfoCanalNegocios

Hace años que los teléfonos móviles han reemplazado las cámaras compactas de poco presupuesto, pero ahora parecen estar amenazando a las DSLR, o réflex digitales.

A las cámaras DSLR, más conocidas como las réflex digitales, les ha salido un competidor peligroso: el Smartphone. Fabricantes como HTC, Nokia o Samsung han convertido sus terminales en cámaras que están terminando por sustituir los modelos compactos de pequeño tamaño y precio asequible. La mayoría de los smartphones disponibles en el mercado no sólo ofrecen más de cinco megapixeles, sino software que permite a los usuarios optar por diferentes modos, lo que ofrece auténticas experiencias que han dañado significativamente ese mercado, y parece que también tendrá un efecto negativo en el de las cámaras profesionales.

Nokia Lumia 1020
Nokia Lumia 1020, con cámara de 41 megapixeles.

Según datos de IDC, el mercado DSLR caerá un 9,1%, desde los 19,1 millones de unidades vendidas el año pasado a las 17,4 millones que se prevén para este año. A este dato se suma que Canon o Nikon hayan reducido sus previsiones para este año.

El pasado mes de julio Nokia anunciaba el Lumia 1020, un Smartphone con una cámara PureView de 41 megapixeles, zoom, y diversos modos de ajuste. Apple lanzaba el mes pasado su iPhone 5, con una cámara de ocho megas y un sensor con más opciones. HTC One, Samsung Galaxy S4 o LG G2 son otros ejemplos.

Aunque pueda ser cierto que las réflex digitales ofrecen una calidad mucho mayor que sus hermanas compactas, para algunos  los datos del informe de IDC no hacen sino demostrar que tienen que ofrecer opciones nuevas. National Monitor, por ejemplo, dice que las cámaras tienen que tener opción WiFi, un sistema para pasar las fotografías mucho más ágil –que tener que descargar una tarjeta SD, e incluido incorporar aplicaciones que permitan a los usuarios subir sus creaciones a servicios como Instagram, con más de 70 millones de usuarios, o Vine, con más de 40 millones de usuarios.

No deja de ser cierto las réflex digitales ganan en profesionalidad, pero también que el mercado de consumo empezaba a llegar a ellas y que si no se reinventa, perderá millones de clientes potenciales por dispositivos mucho menos pesados y más asequibles.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor