Google retoca sus políticas para hacer que Google Play sea más seguro

Negocios
Google Play

Google Play podría convertirse en un lugar más seguro tras los cambios que la compañía ha incorporado en su política de contenidos.

Por todos es sabido que Android es el Windows del mercado móvil, no sólo por su mayor cuota de merca do, sino porque se ha convertido en el principal objetivo de los hackers. Esto último no es casualidad, ya que su naturaleza abierta le convierte en un sistema operativo con el que se puede “jugar” mejor que con otros.

También se ha repetido en multitud de ocasiones que el mayor control que Apple ejerce sobre las aplicaciones y desarrolladores de iOS es una garantía para aumentar la seguridad de la plataforma de Apple.

120307_Google_PlayIntentando cambiar la tendencia, o al menos controlarla, Google ha establecido un conjunto de nuevas políticas de contenidos para los desarrolladores. Se trata de nuevos términos que los desarrolladores deben seguir y que buscan filtrar mejor los que son ofensivos o intrusivos para el sistema operativo. Las nuevas políticas, junto con las nuevas medidas de seguridad en Android 4.2 y los permisos de aplicaciones transparentes deberían ayudar a Google a hacer que su tienda sea más segura.

La compañía prohíbe que cierto contenido esté disponible en Play, como de tipo sexual, que promueva la violencia, la intimidación o la incitación al odio. Tampoco permitirá aquellas aplicaciones que refuercen el juego online por dinero en efectivo u otras actividades ilegales, así como la publicación o divulgación de la información confidencial y privada de los usuarios.

La compañía suspenderá por completo la cuenta del desarrollador que viole cualquiera de las políticas de contenido, prohibición que se extenderá a cualquier elemento al que se pueda acceder desde el terminal Android, como enlaces externos a páginas web de desarrolladores, y la publicidad que aparece dentro de la aplicación.

Quizá lo más destacado que es Google no permitirá contenido que interfiera o restringa las operaciones típicas de Android, o que cualquier aplicación que se esté descargando de Google Play realice ningún cambio en el dispositivo del usuario sin su conocimiento o consentimiento.

Google también impide a los desarrolladores que utilicen palabras clave irrelevantes, engañosas o excesivas en las descripciones de las aplicaciones, en sus metadatos o títulos que hagan que el usuario descargue la aplicación. También se les prohíbe manipular las calificaciones y comentarios, y ofrecer incentivos para las descargas.

Los desarrolladores que actualmente tengan aplicaciones en la tienda tienen 30 días para cumplir con la nueva normativa.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor