Impresoras 3D: un mercado que dará que hablar

Negocios

1. Sobre las impresoras 3D

2. Desarrollo del negocio: su adopción y perspectivas de futuro

3. Las más destacadas impresoras 3D del mercado

 

Sobre las impresoras 3D

Desde hace relativamente poco ha comenzado a hablarse mucho de las impresoras en 3 dimensiones, unos dispositivos capaces de imprimir objetos a partir de un diseño hecho por ordenador, creando así prototipos reales.

impresora 3dPor el momento, al ser un mercado nuevo y con relativamente poca oferta, las impresoras 3D aún son caras para poder ser asequibles a todos los bolsillos pero, el pasado mes de marzo, Gartner decía en un informe que las impresoras 3D costarán menos que un ordenador para el año 2016. En concreto la firma de investigación decía que según aumente la demanda caerán los precios por debajo de los 2.000 dólares.

No hay aún muchos estudios sobre este mercado, al ser bastante nuevo, pero ya comienzan a correr las cifras que analizan la oportunidad que estas impresoras 3D supondrán para el mercado. Así, destaca el reciente estudio de la Universidad Tecnológica de Michigan que calcula que un ciudadano normal podría llegar a ahorrar hasta 1.000 dólares al año si imprimiese ciertos productos cotidianos, en vez de adquirir los originales, como un objeto donde guardar las cucharas, una ducha o un mortero para picar ajo.

Para Gartner, “la impresión 3D es una tecnología que se adoptará de manera masiva”. Según Pete Basiliere, director de investigación de la consultora, “es una tecnología de gran interés para los medios de comunicación en general, con demostraciones en programas de ciencias, en los sitios web de gadgets y en otras áreas”. Destaca la utilidad de las impresoras 3D para “servicios médicos, manufactura y otras industrias a las ideas futuristas, como el uso de impresoras 3D en los asteroides y la luna para crear piezas para satélites y bases lunares”.

Se espera que la popularidad de estas impresoras en tres dimensiones vayan aumenta en popularidad en los próximos años. Sobre todo, desde que grandes fabricantes comenzaran a lanzar sus iniciativas en este mercado que podría llegar a ser muy suculento para el mercado, ya que representa una gran oportunidad de crecimiento, innovación y futuro.

Destacan páginas web como Thingiverse, una de las más conocidas, donde se pueden encontrar bocetos para imprimir objetos en tres dimensiones.

1. Sobre las impresoras 3D

2. Desarrollo del negocio: su adopción y perspectivas de futuro

3. Las más destacadas impresoras 3D del mercado

 

Desarrollo del negocio: su adopción y perspectivas de futuro

¿Conocéis a mucha gente que tenga una impresora 3D en su casa o en su negocio? Probablemente la respuesta sea no y es que estos dispositivos están en sus primeros años de vida y la adopción va lenta. Influye que el precio aún es alto, mientras se van investigando fórmulas y nuevas tecnologías que consigan abaratarlos, algo que se espera que vaya a suceder en los próximos años. Y es que este alto precio igual no siempre cubre las necesidades teniendo en cuenta que mientras el sector va creciendo, aún muestra carencias. Aunque la tecnología de impresión en 3D ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, la mayoría de las impresoras siguen siendo sólo capaces de imprimir un objeto sólido de un solo material.

Para los negocios, el uso de impresoras 3D se ve como una oportunidad para mejorar los procesos internos, como el diseño y el desarrollo, y la producción steamline. Para las empresas de algunos sectores, el uso de estos dispositivos capaces de imprimir objetos tridimensionales puede llegar a ser muy útil. La publicación BusinessNewsDaily nombra como ejemplo, las pequeñas empresas de la industria de las ortesis y prótesis, en la que los técnicos crean aparatos personalizados, cascos y otros dispositivos para el tratamiento de anomalías o para facilitar el uso de la prótesis.

Hay que tener en cuenta que el ‘mundo’ de las impresoras 3D no sólo supone una oportunidad para el canal para esas empresas que se dedican a desarrollar componentes que puedan mejorar estos dispositivos electrónicos. Sino que, la oportunidad también se le presenta a las empresas que ideen nuevos productos y diseños de objetos que puedan conseguirse a través de impresoras 3D. No hay que olvidar que normalmente estos objetos resultan más baratos al usuario final que si se compra el original.

Pero estas impresoras 3D aún tienen muchas limitaciones y hay estudios que afirman que los usuarios no encuentran usos prácticos para estos dispositivos. Los expertos destacan que, como lo principal que imprimen estos dispositivos es plástico, las impresoras 3D son óptimas para la fabricación de juguetes o de pequeñas piezas de repuesto como puede ser una rueda rota del lavavajillas. Según algunos estudios de mercado, si los fabricantes consiguieran idear más usos para las impresoras 3D, los consumidores particulares adoptarían más rápidamente estos dispositivos para sus hogares. Y es que lo caro es la impresora 3D que aún presenta altos precios. Sin embargo, los objetos pequeños no son costosos de imprimir. Otro obstáculo es el de las patentes, ya que no es tan fácil reproducir objetos que están registrados.

Ya ha habido ciertos avances interesantes. Por ejemplo, empresas como Shapeways y Sculpteo permiten a los diseñadores subir archivos a la nube y hacer que se impriman en máquinas industriales en una variedad de materiales más interesante que el plástico: piedra arenisca, cerámica o metales, por  ejemplo.

1. Sobre las impresoras 3D

2. Desarrollo del negocio: su adopción y perspectivas de futuro

3. Las más destacadas impresoras 3D del mercado

 

Las más destacadas impresoras 3D del mercado

Impresoras 3D más destacadas del mercado

Image 1 of 11

Cubify Cubex
Capaz de imprimir objetos en 3D tan grandes como una pelota de baloncesto. Con una interfaz fácil de usar y considerada una de las mejores impresoras 3D del mercado por sus especificaciones técnicas, lo que justifica que su precio sea muy elevado, pudiendo rondar los 5.000 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor