Caso PRISM: todas sus claves

Negocios
prism

ChannelBiz hace un repaso por todo el escándalo ‘PRISM’, desde la manera de recolectar los datos, la legalidad del asunto hasta la implicación que esto tiene para los usuarios.

1. Snowden destapa el escándalo

2. ¿Es legal?

3. Cómo funciona el proceso de recopilación de la información privada

4. Las empresas implicadas confiesan

5. ¿Y qué supone esto para Europa?

 

Snowden destapa el escándalo

Hace tan sólo unos días comenzaba el escándalo:  Edward Joseph Snowden, consultor tecnológico estadounidense y ex empleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), desvelaba que la Agencia de Seguridad Nacional, conocida también por las siglas SNA, de Estados Unidos, lleva desde el año 2007 recopilando información de usuarios a través de las principales empresas del sector TIC, como Facebook, Apple, Microsoft (también Skype, propiedad de la de Redmond), Google, Yahoo!, AOL, PalTalk y Youtube.

edward-snowden prism
Edward Snowden, de 29 años y antiguo miembro de la CIA estadounidense fue quien ha revelado el caso PRISM. Según él, lo que busca con sus declaraciones es hacer conocer a los ciudadanos qué pasa con los datos que a diario ceden a las redes sociales y servicios de correo electrónico, videollamadas o chat.

Todo esto supone que los usuarios, tanto particulares como empresas, están ofreciendo su información privada a compañías  que pueden llegar a desvelar esa información sin el consentimiento de los internautas, de hecho, sin que estos tengan conocimiento del asunto, si así lo requiere un órgano gubernamental.

Lo que buscaban las autoridades del país norteamericano, según las declaraciones hechas al desvelarse todo el asunto, era recibir información de extranjeros residentes en el país o de personas que estuvieran en contacto con extranjeros. Esto es algo confuso, ya que otros han negado que se tome información de gente que vive en Estados Unidos, porque eso sería algo ilegal. Mientras todo el tema es aún muy confuso, envuelto en contradicciones por parte de las autoridades y de las empresas, lo poco que por ahora está claro es que nuestros datos, toda la información sobre nosotros, que vamos dejando a través del mail o de las redes sociales que usamos a diario y que poco a poco se va almacenando en grandes servidores, no está verdaderamente protegida.

Parece ser que, en caso de recibir una petición por parte del gobierno, las empresas mencionadas permitían a las autoridades el acceso directo a sus servidores, en los que se almacena toda la información que día a día los usuarios van dejando cuando utilizan su correo electrónico, sus redes sociales, servicios de chat o servicios de almacenamiento como Google Drive. Las compañías niegan que se permita el acceso a sus servidores y, tras negar en un primer momento cualquier implicación con el tema, han reconocido haber cedido información a la Agencia de Seguridad Nacional. Channel Biz hace un repaso por todo el caso Prism, desde la legalidad del asunto, hasta las implicaciones que esto tiene para los ciudadanos europeos, pasando por el tipo de información que ha sido desvelada y por la manera en que funciona el proceso de recolección de datos


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor