Crowdfunding: otra manera de financiar un nuevo proyecto

Negocios

Recortes de ayudas, menos subvenciones… la situación económica parece poco propicia para poner en marcha nuevos proyectos. Sin embargo, el crowdfunding que se apoya en la financiación colectiva, parece ser una salida para que las buenas se conviertan en proyectos.

1. Crowdfunding o la ayuda colectiva

2. Una gran cantidad de plataformas a las que recurrir y diferentes ventajas para los donantes

3. Filtros que pueden poner las plataformas y desventajas del crowdfunding

 

Crowdfunding o la ayuda colectiva

El crowdfunding, esa manera de financiación colectiva para nuevos proyectos e iniciativas, se ha puesto muy de moda. Si las subvenciones se recortan, aún nos queda la ayuda popular, algo que se ha ido haciendo muy famoso en los últimos años gracias a Internet y las redes sociales. De hecho, la mayoría de los proyectos que se presentan para el crowdfunding están relacionados con la cultura: música, mundo editorial, cine, fotografía, arte… los sectores que más afectados se han visto por los recortes gubernamentales.

apoyo al crowdfunding
Logotipo de la plataforma española yoapoyoelcrowdfunding, que busca, entre otras cosas, que el gobierno español regule este tipo de financiación colectiva.

Es similar a otros conceptos que igual son más familiares, como donaciones y los microcréditos, pero el crowdfunding se apoya en Internet para captar a los colaboradores y facilitar sus aportaciones.

Los emprendedores presentan una idea en alguna de las webs que hay sobre crowdfunding y han de marcar una cantidad mínima necesaria a la que quieren llegar para poder desarrollar el proyecto. Si la alcanzan, esto supone un éxito y ya puede llevarse adelante. Si no consiguen llegar a la cantidad mínima, entonces se devuelven las aportaciones a los donantes y la idea habrá fracasado. La aportación no ha de ser muy grande, puedes ser de unos pocos euros.

En España, el primer caso que se recuerda, incluso antes de que el término ‘crowdfunding’ se conociera como tal, fue cuando en el año 1989 el grupo rockero Extremoduro consiguió financiarse su primer disco recurriendo a la buena fe popular: vendió su disco, pero sin haberlo hecho y con lo recaudado de esas personas que confiaban en su talento, grabaron sus primeras canciones. Y hasta hoy.

El mayor proyecto que ha tenido lugar en nuestro país es la película ‘El Cosmonauta’, que recaudó más de 400.000 euros, que acaba de estrenarse este mes de mayo y que destaca por ser, hasta ahora, el proyecto que más ha recaudado en Lanzanos.

Si la iniciativa no logra ser financiada en el plazo estipulado, la aportación no se hace efectiva; si lo consigue, el usuario recibe a cambio entradas para un concierto, merchandising, aparecer en los créditos de una película, un libro… o un agradecimiento vía correo electrónico. La plataforma intermediaria se lleva una comisión de entre el 4 y el 10% del dinero recaudado

La ayuda del crowdfunding puede ser desinteresada o puede ofrecer algo (o mucho) a cambio de la donación o financiación. Los términos siempre vienen explicados antes de realizar el pago, pero hay que tener en cuenta que, más que una inversión, se trata de una donación o aportación, así que en muchos casos, para los donantes la satisfacción es precisamente el hecho de ver un buen proyecto salir adelante que de otro modo no será posible.

Carlos Otto, miembro de Lánzanos, una de las principales plataformas de crowdfunding, “hoy en día no te dan subvenciones y es complicadísimo que llegue un inversor y te financie un proyecto”, por lo que, una de las principales ventajas del crowdfuning es que “con este tipo de financiación mucha gente puede hacer que sus sueños se hagan realidad”.

Lo que no se puede negarse es que el crowdfunding ha ido ganando en popularidad, aumentando tanto los proyectos que se presentan para obtener financiación, como se puede ver en un informe realizado por Massolution,que afirma que en el 2013 el crowdfunding registró 2.700 millones de dólares en todo el mundo, gracias a más de un millón de campañas que se finalizaron con éxito (no hay que olvidar que si no se consigue el objetivo económico marcada, el dinero se devuelve y el proyecto no se lleva a cabo). Esto supone un crecimiento del 81% respecto al año 2011.

Por su parte, de acuerdo con los datos de la plataforma yoapoyoelcrowdfunding, “en el año 2011 se recaudaron 1,470 millones de dólares en el mundo vía crowdfunding, mientras que en 2012 casi se duplica esa cantidad llegando a los 2,806 millones de dólares, estimándose que durante éste 2013 el porcentaje se volverá a duplicar, animado el sector por las múltiples legislaciones que se están poniendo en marcha en diversos países”.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor