Los beneficios de Dell caen un 79%

Negocios

La mayor apuesta de Dell por el mercado de software y servicios no ha servido para que la caída de venta de ordenadores dañe sus cuentas.

Dell ha tenido otro mal trimestre. La compañía presentaba unos resultados marcados por una caída del 79% de sus beneficios, desde los 635 millones del mismo periodo del año anterior a los 130 millones de dólares. En cuanto a la facturación, ha caído menos, un 2%, hasta los 14.070 millones de dólares.

El negocio de ordenadores de la compañía se ha visto particularmente afectada. Las ventas del trimestre cayeron un 9% hasta los 8.900 millones de dólares, aunque el beneficio operativo de esta unidad de negocio alcanzó los 224 millones de dólares, lo que supone un 65% menos respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde Dell aseguran que parte del problema, en el que se han visto muy afectados los portátiles, es que Windows 8 no ha sido capaz de dinamizar las ventas. Esperan, además que la caída de las ventas de ordenadores continúe en los próximos trimestres.

Claro que la batalla por hacer que Dell vuelva a ser privada también ha tenido un fuerte impacto en los resultados de la compañía, que el trimestre pasado ha gastó 90 millones de dólares con el asunto, según las cuentas de la compañía.

En cuanto al negocio Enterprise, aunque la venta de servidores y equipamiento de networking creió un 14%, el de almacenamiento cayó un 10%. La división de servicios creció un 2% en ingresos.

Dell está trabajando duro por crear un negocio de software solvente que termine generando mayores beneficios que su división de ordenadores. La inversión en nuevas ventas y personal ha hecho que los beneficios operativos de esta unidad de negocio hayan sido negativos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor