La facturación electrónica ahorraría a las pymes entre 6 y 10 euros por documento

Negocios

Experta en software ERP, Datisa recoge las principales ventajas del uso de la eFactura, o factura electrónica, especialmente entre las pymes, donde su uso es muy restringido.

La eFactura, o factura electrónica, no es nueva en el mercado; hace tiempo que está en el mercado y son muchas las grandes compañías que la están aprovechando, pero en la mayoría de las ocasiones las pymes sólo la utilizan cuando se ven obligadas a ello, y casi siempre por imposición de sus clientes. La Administración Pública, por ejemplo, estableció el uso obligatorio de la factura electrónica para todos sus proveedores ya en 2010, en base a la Ley 30/2007 de 30 de octubre.

Pero Datisa, empresa especializada en  software ERP, se ha decidido a hablar de las ventajas de la factura electrónica y sobre todo de las que ofrecen la integración automática de las facturas digitales en el proceso de facturación de las compañías y en su flujo de sistemas ERP.

Más allá del beneficio superficial del ahorro de papel, la utomatización y optimización de los procesos, eliminación de duplicidades y tareas manuales, minimización de los márgenes de error y facilidad para realizar consultas, ya sea de disponibilidad o ubicación, son algunas de las principales ventajas que aporta este sistema, aseguran desde la compañía.

Según los responsables de Datisa, el coste de emitir una factura en papel, sumando el sello, el sobre, el papel timbrado, la tinta, el tóner, el tiempo que dedica la persona que debe hacer estas tareas, etc. asciende a 3,50 euros, mientras que el coste de la emisión de una factura electrónica rondaría los 0,15 euros. También es más caro recibir una factura impresa que electrónica, 7,88 euros frente a 0,02 euros, si tenemos en cuenta que en el primer caso hay que gestionarla, teclear la información que contiene, validarla, etc.

Pero más importante aún son las ventajas del uso de las facturas electrónicas cuando se integrar de forma automática en el flujo de la gestión empresarial, de modo que los datos de las mismas puedan reaprovecharse de forma automatizada en todos los niveles de la organización, ya sea a nivel de compras, almacén, proveedores, contabilidad, tesorería, etc.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor