Los empleados roban datos corporativos… y no creen que eso esté mal

Negocios
Data Lost Prevention

La mitad de los trabajadores que perdieron su empleo en los últimos doce meses sigue teniendo datos confidenciales, y un 40% los utilizaría en sus nuevos trabajos.

La mitad de los empleados que perdieron su trabajo por una razón u otra en los últimos doce meses siguen teniendo datos corporativos confidenciales, y un 40% planean utilizarlos en sus nuevos empleos. Esta es una de las tremendas afirmaciones que hace Symantec en un nuevo informe para el que se han encuestado a 3.317 individuos en Estados Unidos, Francia, China, Brasil, Corea del Sur y Reino Unido.

Muchas empresas no tienen control sobre los datos que manejan sus trabajadores.

Lo que no está claro es quién tiene la culpa de la situación, si el empleado, que no ve mal en llevarse datos y utilizarlos posteriormente, o la empresa, que no toma las medidas necesarias para impedir la fuga de dichos datos. Sólo el 47% de los encuestados dijeron que sus organizaciones hicieron algo cuando sus empleados abandonaron la empresa con la información sensible. Un 68% aseguraron que sus empresas no hicieron nada para asegurarse de que los empleados no utilizaran información confidencial en otras empresas.

Desde Symantec reconocen que a veces los empleados transfieren archivos por razones legítimas, pero que esos datos se quedan en sus portátiles o dispositivos móviles y no se limpian, lo que expone a las empresas a un riesgo de fuga de información.

Robert Hamilton, director de marketing de producto Symantec, enumera tres recomendaciones que ofrece la empresa de seguridad: 1. Educar a los empleados, 2. Forzar acuerdos que impidan desvelar información empresarial, y 3. Implementar herramientas DLP, o de prevención de pérdida de datos, para detectar qué datos se están moviendo e impedir su fuga.

Hamilton asegura que estas recomendaciones no interfieren con la productividad y que existen maneras seguras de transferir la información de manera legítima y segura, como aplicar técnicas de cifrado antes de su entrega.

Siguiendo con los datos del estudio, destaca que para un 62% resulte aceptable transferir documentos empresariales a ordenadores personales, tabletas, smartphones o aplicaciones que sirven para compartir contenido en Internet, y que la mayoría nunca borre esos datos porque no cree que sea malo mantenerlos.

Es más, el 44% cree que un desarrollador de software que desarrolla código fuente para una compañía tiene cierto dominio sobre sus invenciones. Y por si esto no fuera poco, un 56% de los empleados no cree que sea un crimen utilizar la propiedad intelectual de la competencia y un 42% no piensa que esté mal reutilizar código fuente en proyectos de otras compañías sin el permiso de su legítimo propietario.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor