Apple Store ya está registrada para que nadie la intente copiar

Negocios

La de Cupertino está muy orgullosa de sus Apple Stores y quiere impedir que le plagien conceptos como el estilo del escaparate, gracias a una patente.

Apple ya ha conseguido que sus tiendas ya sean más exclusivas de lo que eran y es que ahora, la oficina de marcas y patentes de Estados Unidos, USPTO, ha aprobado la solicitud de marca comercial que la de Cupertino había solicitado para que nadie le copie sus tiendas, en concreto, algunas de las ideas.

Apple store
Apple llevaba ya dos años esperando por que la oficina de patentes y marcas registradas estadounidenses les otorgara esta licencia

La empresa está muy orgullosa de sus Apple Stores, tanto que parece que le cuesta encontrar un responsable que sea lo suficientemente válido para hacerse cargo de esta unidad suya y, como ya le han salido tantos imitadores, pues Apple ha decidido proteger la exclusividad del diseño de sus tiendas.

Sin embargo, parece que la oficina de marcas y patentes del país norteamericano no es capaz de apreciar el cariño que Apple le tiene a sus stores, teniendo en cuenta que han tardado cerca de tres años en aceptar la solicitud que la de Cupertino ya había hecho en mayo de 2010.

Así, desde ahora y a petición de Apple, no se permitirá a otras tiendas reproducir  varias características de los Apple Store como “el escaparate de vidrio transparente rodeado por una fachada con paneles” o una “mesa ovalada con taburetes instaladas bajo pantallas de vídeo empotradas en la pared”.

Sin embargo, según publica Reuters, parece ser que Apple sólo ha conseguido proteger sus tiendas de posibles plagiadores estadounidenses pero que esta patente no se extiende a otros mercados globales. En agosto de 2011 Apple demandó a todas las tiendas de imitación de sus stores que había consguido identificar alrededor del mundo, entre ellas, una situada en Nueva York y que se llamaba Apple Store Inc.
Sin embargo, las mejores copias de las tiendas reales fueron encontradas en China, donde una bloguera, con sus mejores intenciones, mostró en su página web imágenes de una tienda que había descubierto en China, en la ciudad de Kunming, que era el vivo retrato de un establecimiento de la de Cupertino.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor