Intel dejará de fabricar placas base en menos de tres años

Negocios
intel placas base

En cuanto concluya el lanzamiento de Haswell, Intel dejará de fabricar placas base, aunque seguirá ofreciendo su garantía.

Intel acaba de anunciar un cambio de su estrategia, que para muchos analistas es el fin de una era en la compañía: la empresa dejará de fabricar placas base para desktops en un plazo de tres años.

intel_Haswell
Cuando Intel concluya el lanzamiento de la gama de placas base para escritorio Haswell, dejará de comercializar estos productos aunque continuará ofreciendo su apoyo y garantía a sus socios y clientes del canal.

Intel seguirá suministrando chipsets para su uso por otros fabricantes de placas base, como Asus, Gigabyte y ASRock, pero a partir de 2013 dejará de producir y venderal canal  sus propios escritorio de las gamas MITX / Micro ATX / ATX . 

Según publica AnandTech, Intel seguirá estos meses vendiendo a sus socios del canal las placas base de Haswell, la gama que sustituye a Ivy Bridge, pero dejará de hacerlo en cuanto concluya el último lanzamiento. Sin embargo, la empresa estadounidense aclara que estas seguirán contando con la garantía y el apoyo de Intel.

A pesar del anuncio, parece ser que Intel no reducirá su fuerza de trabajo. Por el momento, las personas que están empleadas en la unidad de placas base, que es, según las informaciones, un grupo pequeño, pasarán a trabajar en otras unidades de la empresa fabricante.

Intel anunciaba, no hace mucho, su intención de ampliar la plantilla en el grupo NUC, es decir, Next Unit of Computing, conocido en español como próxima unidad informática, productos que destacan por tener las capacidades de un ordenador pero siendo un terminal de pequeño tamaño.

Además, Intel continuará invirtiendo en los chips dirigidos a los ordenadores Ultrabook y a las tabletas, por lo que parte de este personal podría moverse a esta sección de trabajo.

Según los analistas, esta decisión de Intel es acertada, si quieren mantener a los inversores de Wall Street contentos. La empresa necesita productos que sean lo suficientemente rentables, con grandes márgenes de beneficio y que no estén vinculados a la industria de los ordenadores, que está en baja forma y que se espera que continúe perdiendo clientes. Las placas base para ordenadores no encajan en este grupo ya que, como aclara AnandTech, además de estar dirigidos exclusivamente a los PC, no dejan un gran margen de ganancias a Intel.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor