RSA: El Big Data cambiará la seguridad como hoy la conocemos

Negocios
seguridad para redes inteligentes

El big data permitirá que la seguridad se haga más inteligente, transformando el paradigma de la seguridad y obligando al canal a evolucionar.

El Big Data, todo un fenómeno que se está extendiendo en todos los sectores de la industria, no sólo sirve para que las empresas puedan analizar sus datos en tiempo real y mejorar la toma de decisiones. Los chicos malos, dice la empresa de seguridad RSA, han aprendido a esconderse y los controles que se están utilizando actualmente no sirven para cazarlos, o al menos para localizarlos a tiempo.

RSA, división de seguridad del gigante EMC, ha publicado este mes un boletín que bajo el título  Big Data Fuels Intelligence-Driven Security pone de manifiesto que el big data puede hacer mucho por el mercado de la seguridad. Big Data, asegura RSA, cambiará la naturaleza de la seguridad convencional, como el anti-malware, la prevención de pérdida de datos  o los firewalls. En los próximos las herramientas de análisis de datos evolucionarán hasta generar capacidades predictivas avanzadas y controles automatizados que expandan los mercados de inteligencia y análisis de amenazas.

Este futuro en el que el Big Data estará profundamente asociado con el mercado de la seguridad, abrirá nuevas oportunidades para canal ya que los partners tendrán que modificar su portfolio y ofrecer tecnologías basadas en inteligencia y análisis de amenazas para ser competitivos, dice RSA en su informe.

El presente ha cambiado y los negocios son cada vez más digitales, “hasta el punto de que no se pueden separar las partes digitales y físicas de la empresa”, dice RSA. “Son co-dependientes y uno no existe sin el otro. Debemos cambiar nuestra forma de pensar con el fin de proteger esta parte del negocio”.

El cambio, que dejará de lado la seguridad convencional basada en soluciones perimetrales y control estáticos que requieren de un conocimiento previo de la amenaza, podría hacer perder pie a los partners que no se sumen al cambio.

RSA propone una serie de directrices diseñadas para ayudar a las organizaciones a empezar a implementar programas de seguridad basados en inteligencia como parte de una estrategia basada en Big Data y que incluiría una política de ciberseguridad que tuvieras en cuenta todos los riesgos, amenazas y requerimientos relevantes para la organización.

Construir un programa de seguridad basado en Big Data

EDn su informe, RSA no sólo alaba las bondades del Big Data, sino que propone una aserie de acciones para integrar la tecnología en las operaciones de seguridad:

  • Establecer una estrategia de coiberseguridad holística capaz de personalizar los requerimientos, amenazas y riesgos específicos de cada organización;
  • Establecer una arquitectura de datos compartida para la seguridad de la información, porque el análisis de Big Data requiere que la información sea recopilada desde varias fuentes y diferentes formatos;
  • Migrar hacia una arquitectura de seguridad unificada, obligando a las empresas e pensar en qué productos de seguridad continuarán soportando y utilizando en los próximos años;
  • Buscar herramientas de seguridad de Big Data escalables y abiertas que aseguran las inversiones;
  • Aumentar los programas de análisis de seguridad interna con servicios de inteligencia de amenazas externos.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor