Empleados y fugas de datos, una combinación cada vez más habitual

Negocios

El 43% de las empresas españolas ha sufrido la fuga de datos corporativos debido a las acciones de sus empleados.

Kaspersky acaba de publicar un informa de seguridad que seguro que deja a más de uno con el estómago revuelto. Se insiste tanto en proteger a las empresas de los ataques que pueden llegar desde fuera que a menudo olvidamos que las fugas de datos pueden cometerse desde dentro.

En su informe, que la empresa de seguridad ha realizado conjuntamente con B2B Internacional, se dice que aunque es importante tener en cuenta las restricciones en el uso de determinadas aplicaciones por parte de los empleados, algunas compañías se están centrando demasiado en las prohibiciones preocupados por el descenso de la productividad, en detrimento de la seguridad de sus infraestructuras.

Eel 50% de las empresas españolas ha restringido o prohibido el uso de servicios de intercambio de archivos, pero sólo el 47% ha impuesto reglas para regular la conexión de dispositivos externos en los equipos corporativos.

Esta disparidad de datos es, según el informe, “bastante peligrosa”, y lo corrobora que en España el 43% de las empresas encuestadas confirma haber sufrido una fuga de datos deliberada o accidental debido a las acciones de sus empleados.

El dato no hace sino demostrar que los controles en torno al almacenamiento de los datos y la comunicación corporativa es insuficiente, y que es más probable “que un empleado provoque  fugas de datos que infectar su equipo mediante el acceso a redes sociales”.

Para Kaspersky, la seguridad de la infraestructura TI “es clave para que los trabajadores operen en un entorno seguro. Las filtraciones o robos de datos son cada vez más frecuentes en las empresas por lo que es imprescindible contar con una política de seguridad TI integral que tenga en cuenta todas las áreas que la compañía necesita proteger frente a la piratería, teniendo en cuenta sus debilidades”.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor