Internacionalizar una tienda online: cinco consejos

NegociosRetail
internacionalizar_global

Un estudio afirma que internacionalizar una tienda de Internet es fácil y ayuda a los minoristas a vender sus productos a un mayor número de clientes.

El hecho de internacionalizar los negocios online da muchas oportunidades a los retailers aunque, de acuerdo con un nuevo estudio, aunque según los expertos, su valor está “subestimado”. 

mundo_global_internacionalizar
Dice un estudio que internacionalizar uin negocio es fácil y da grandes oportunidades de crecimiento a un vendedor

La empresa Salesupply, una compañía internacional especializada en servicios de apoyo a la venta para todas sus actividades de comercio electrónico, puede ser muy fácil vender los productos de una compañía en el extranjero, ampliando así los clientes potenciales.

Por eso, la compañía ha realizado un informe con consejos sobre cómo es posible internacionalizar un negocio con éxito y que ha sido publicado por eCommerce Europe.

Según Leenders Jeroen, Country Manager de Salesupply, lo primero que se necesita a la hora de internacionalizar un negocio sería investigar el mercado del nuevo país en el que se quiere vender los productos o servicios y conocer detalles como por ejemplo si en ese lugar hay una gran cantidad de búsquedas online por parte de los internautas, además de estudiar la actividad de la competencia.

En segundo lugar es recomendable localizar la tienda web, ya que los consumidores prefieren comprar en su propio país. Por ello, dice Jeroen, debe respetarse esa típica frase que dice “piensa global, actúa local”. Para esto, Salesupply advierte que nunca hay que olvidar las leyes de ese país. Además, es recomendable contar con una dirección del país en el que se quiere vender.

En tercer lugar, a la hora de internacionalizar un negocio, dice el estudio, hay que tener cuidado con los pequeños detalles y el idioma es importante. Así, por ejemplo, a la hora de realizar la página web, dice Jeroen, hay que descartar la opción de traducir con herramientas como ‘Google Translate’, y es que un site bien traducido inspira mayor confianza que si el usuario encuentra fallos gramaticales u ortográficos.

En cuarto lugar, es bueno contar en el servicio al cliente con una persona que hable el idioma local para resolver las dudas de los clientes.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor