Cómo hacer tu compañía más ecológica en nueve pasos

Negocios

Nathalie Engramer, directora de marketing y ventas de Pixmania-PRO.com, te propone nueve pequeñas accionesque harán que tu oficina sea más ecológica, y además ahorre energía.

Siempre comprometida con el desarrollo sostenible y la adopción de medidas ecológicas dentro de la empresa, Pixmania-Pro ha elaborado un listado de nueve consejos clave que las empresas pueden adoptar para aumentar su contribución con la conservación del medioambiente.

1. Reducción de los viajes de empresa

Es fácil moverse sin contaminar. Fomentar la cultura del uso de vehículos alternativos como la bici y la motocicleta o incluso los patines y el monopatín, compartir coche para llegar hasta la oficina o procurar ir a trabajar andado son buenos ejemplos. Este tipo de transporte no genera polución ni emite gases contaminantes. Pero no solo son buenos para el medioambiente, sino que se trata de actividades que mantienen la salud física y el bienestar del individuo. Asimismo, para ahorrar viajes de empresa, es preferible realizar reuniones virtuales, sacando partido de las posibilidades que brindan hoy en día las tecnologías de telecomunicaciones y movilidad, a través de vídeo llamadas bien desde infraestructuras fijas o desde dispositivos móviles.

2. Genera acciones de marketing online y reduce el número de impresiones

A través de Internet se puede difundir información de forma global y llegar a una gran cantidad de individuos a un coste muy reducido. Los beneficios del marketing online permiten ahorrar papel y tinta. Pero ten en cuenta también que el gasto de papel se realiza sobre todo en la oficina. Imprimir documentos de forma indiscriminada contribuye a la destrucción de hasta 15 millones de hectáreas de bosques, principalmente de África y Sudamérica. Al imprimir, usa las opciones “impresión a doble cara” o “múltiples páginas por hoja”. Piensa, además, en la posibilidad de utilizar toners y papel reciclados.

3. Abandona los vasos de plástico

La mayoría de estos productos están fabricados con petróleo, una fuente liberadora de contaminantes tanto en términos de extracción como de refinado y consumo. El único beneficio es el resultante del reciclado. Una tonelada de plástico reciclado representa un ahorro de 2.500 litros petróleo. Si los empleados beben dos cafés al día, están usando más de 400 vasos al año, o lo que es lo mismo, 1,6 millones de litros de petróleo, un dato que invita a emplear recipientes alternativos, como tazas de cristal o barro.

4. Apaga las luces cuando la habitación o despacho quede vacía

Un gesto lógico pero no siempre fácil de cumplir. Apagar las luces cuando no son necesarias contribuye a la lucha contra el calentamiento global y el efecto invernadero. Y como ocurre en todos los hogares, realizar este sencillo acto reduce la factura de la luz de forma considerable.

5. No dejes el agua correr

Procura no dejar el grifo abierto cuando te laves las manos o los dientes. Utiliza agua fría. Un tercio de la población a nivel mundial no tiene acceso a agua potable. Un grifo común tiene un caudal de unos 16 litros diarios de agua por minuto. Los filtros y dosificadores de agua reducen hasta diez litros al minuto. Comprar uno puede ayudar a pagar menos a fin de mes, al tiempo que se racionaliza el uso de los recursos hídricos.

6. Desenchufa los dispositivos

Habitúate a apagar el ordenador, la impresora y el escáner cuando abandones la oficina. La cantidad de energía que consumen los aparatos eléctricos en stand-by puede alcanzar los 300kw al año, o lo que es lo mismo, un 10% del consumo total que realizan. Ten en cuenta que no todos los ordenadores consumen de la misma forma. Por ejemplo, un ordenador portátil consume entre 50% y un 80% menos que un ordenador de sobremesa.

7. Elige bombillas de bajo consumo

Para reducir el consumo de electricidad, lo mejor es usar lámparas de bajo consumo. Este tipo de bombillas ofrecen una luminosidad equivalente a da de las bombillas tradicionales, sin embargo, tienen un periodo de vida hasta 10 veces superior y consumen hasta cinco veces menos electricidad. Hay que tener en cuenta que al final de su ciclo de vida, deben ser recicladas ya que contienen sustancias contaminantes para el medio ambiente.

8. Separa los residuos

Una correcta clasificación de los residuos permite reciclar muchos materiales y embalajes, y contribuir a reducir el empleo de recursos naturales y el volumen de basura generada. Cada español produce una media de 1.500 kilos de basura al año. Las empresas deben tener asignando un contenedor para cada tipo de residuo, normalmente tres, así como seguir unas correctas instrucciones de reciclado.

9. Equipa tu compañía con materiales ecológicos y de ahorro de energía

Crea tu oficina con productos pro-ecología. Por ejemplo, existen pantallas de televisión con opciones Saving y MagicEco, que contribuyen al ahorro de energía respetando así el medioambiente. Asimismo, cada vez es más frecuente encontrar ordenadores o impresoras con sistemas eco-friendly. Invierte en este tipo de materiales cuando equipes tu oficina.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor