Una toma de decisiones tardía afecta negativamente al negocio

Negocios
Una toma de decisiones

Los ejecutivos son conscientes de que una toma de decisiones lenta lleva a sus empresas a perder competitividad en el mercado.

Un 40% de los directivos españoles, afirma haber notado una pérdida de ingresos o de clientes a causa de una toma de decisiones de manera tardía de acuerdo con un nuevo estudio.

una toma de decisiones
Una toma de decisiones lenta puede tener muchas consecuencias negativas para las empresas

Además, según el estudio sobre Toma de Decisiones realizado por NetApp, el 34% y el 31% de los ejecutivos de nuestro país dicen que  esta situación los ha llevado a estar “fuera de juego” o ceder terreno frente a la competencia, respectivamente.

Por este motivo, el 90% de los directivos españoles que han respondido al cuestionario son conscientes de que “las decisiones deben ser tomadas inmediatamente como resultado de los rápidos avances tecnológicos”, además de por la competitividad del mercado y la incertidumbre económica a causa de la crisis financiera. De hecho, dice NetApp, sobre una toma de decisiones rápida que “la velocidad de los negocios continuará acelerándose y las empresas que no puedan seguir el ritmo saldrán perdiendo”.

A pesar de esto, de los 200 ejecutivos estudiados, se deduce que las ” decisiones estratégicas no se están realizando al instante”. Así, sólo son un 11% de las personas los que lo hacen, mientras que un 39% de empresas españolas tarda más de un día en decidirse por una de las opciones que se les plantea.

El problema reside, de acuerdo con NetApp, en  el nivel de acceso a los datos estratégicos para una toma de decisiones.

Y es que, sólo el 26% de los ejecutivos tiene acceso directo a los mismos, mientras el 74% restante tiene personal encargado de la recopilación y análisis de los datos, lo que acaba suponiendo que más del tercio de los directivos españoles se quejen de que están insatisfechos de los datos que les llegan a las manos antes de una toma de decisiones.

Según el estudio, “carecen de detalle (39%), la mayoría de la información es inexacta (29%) y se entrega demasiado tarde (20%). A lo que se suma que sólo el 3% de las empresas actualiza al instante los datos a los que accede, por lo que el 97% restante está utilizando información “obsoleta”  en la toma de decisiones estratégicas”.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor