HP Officejet Pro: Rompiendo mitos en coste, eficiencia y productividad

Negocios

Las nuevas impresoras de Hewlett-Packard Officejet Pro de las series 8000, 8500 y 8600 llevan la inyección de tinta como la mejor opción en tecnología de impresión para el ámbito ámbito profesional de pequeñas y medianas empresas.

Las impresoras de tinta son para el hogar, las impresoras láser son para la oficina. Esta contraposición de términos se ha repetido durante mucho tiempo en la industria a modo de mantra, al creerse que las primeras salían más caras a la larga por el elevado precio de los consumibles y la alta rotación de sus componentes. Nada más lejos de la realidad. La nueva gama de impresoras HP Officejet Pro de inyección de tinta profesional ha llegado para demostrar que es posible invertir los papeles, contradiciendo falsos mitos, y posicionar a este tipo de equipos como el canalizador ideal para los objetivos de pequeñas y medianas empresas.

Se trata de las impresoras Officejet Pro 8000, Officejet Pro 8100 y la multifunción Officejet Pro 8500 All-in-one, todas con tecnologías de impresión móvil tipo ePrint o AirPrint, red inalámbrica para conexión simultánea de varios usuarios y tres años de garantía. La tercera de ellas cuenta, además, con pantalla táctil LCD a color de 8,76 centímetros desde la cual se puede manejar el equipo para compartirlo entre diez personas distintas sin necesidad de utilizar cables o emprender molestas tareas de configuración. Hablamos también de máquinas como la Officejet Pro 8600 o la Officejet Pro 8600 Plus, los últimos modelos de esta serie con conectividad web. ¿Qué tienen estas impresoras en común? ¿Por qué prestaciones destacan?

Ahorro en tiempos de crisis

En primer lugar, en estos tiempos de crisis económica a nivel mundial los dispositivos HP Officejet Pro potencian el ahorro. Sin renunciar a la máxima calidad de impresión de los trabajos, su exclusiva tecnología escalable permite mejorar la eficiencia energética y maximizar la productividad de cada negocio. De hecho, se ha comprobado que reducen tanto el coste por impresión de página en color como el gasto en consumo de electricidad hasta en un 50% respecto al rendimiento de las impresoras multifunción láser actuales: de 14 a unos 6,7 céntimos. Haciendo cálculos e imprimiendo un paquete de folios al mes durante tres años, el sector pyme ahorraría más de 1.300 euros por cabeza. Y es que ahora los modelos de impresoras de tinta permiten equiparar en funcionamiento a sus rivales, cuando no mejorarlo, gracias a sus cartuchos de alta capacidad y discretos costes.

Por otro lado, el hecho de que estén homologadas con la etiqueta Energy Star significa que minimizan los efectos de su impacto medioambiental. Están diseñadas para acometer procesos de impresión a doble cara de forma automática, reduciendo a la mitad el uso habitual de papel y maximizando la productividad de los empleados de la compañía, y necesitan de media un 70% menos de embalaje por peso, cartuchos, tóner y demás consumibles que las impresoras láser.

Pero ahí no cesa su capacidad de ahorro. A través del soporte de HP Smart Web Printing estas impresoras son capaces de delimitar de forma inteligente el área de impresión para los datos contenidos en una página en Internet y gastar menos papel. La gestión documental también es compatible con el envío de documentos de manera electrónica o la recepción de información vía fax sin conexión física a ningún ordenador. Las organizaciones pueden, por ejemplo, configurar su máquina HP Officejet Pro para que no reproduzca los mensajes a medida que llegan a la oficina y que, por contra, los almacene en una carpeta en red o los remita por e-mail a la persona correspondiente. Es obvio que los presupuestos de una empresa suelen ser finitos, pero las posibilidades no tienen por qué seguir la misma máxima de constricción.

En cualquier momento, desde cualquier lugar

Otra característica digna de mención sobre la nueva gama de impresoras HP es su potencial móvil. Sus prestaciones de conexión inalámbrica favorecen un uso continuado, en cualquier momento y desde cualquier lugar, y permiten colocar el dispositivo en cualquier rincón de la empresa. El sistema HP ePrint funciona enviando un correo electrónico a la dirección de e-mail de la impresora de destino desde un equipo conectado a Internet, para que los usuarios puedan terminar sus trabajos sin moverse de su asiento o remitir información en forma de informe, fotografía, presentación de diapositivas o planilla de cálculo desde la otra punta del país. Con las denominadas “print apps” se accede desde el propio panel de control de la impresora a los contenidos de Internet, que después se pueden imprimir sin llegar a utilizar siquiera el ordenador.

Y, si a esto se le suma la compatibilidad con el trío conformado por iPad, iPhone y iPod Touch mediante el soporte de la arquitectura de impresión AirPrint de Apple para un uso sencillo y sin complicaciones, basada también en las bondades de las conexiones Wi-Fi, llegamos a la agradable conclusión de que ahora ya no hay que esperar o recurrir a aplicaciones adicionales para copiar en papel trabajos urgentes. O para realizar cualquier tipo de tarea diaria.

Garantía de calidad

Por supuesto, una impresora dirigida al entorno empresarial no sería buena opción para nadie si no garantizase un resultado digno de un experto. En el caso de los nuevos cabezales HP Officejet Pro y los cartuchos de alto rendimiento XL compuestos por tintas térmicas pigmentadas, ofrecen la misma factura de impresión que el láser en papel común y en folios especiales, para gráficos y para imágenes, tanto con colores vivos como con negros intensos. ¡Y con un acabado resistente al agua! Mientras, su tecnología de impresión es escalable, lo que favorece un ritmo de impresión a mayor velocidad, y toda la serie luce lo último en pantallas táctiles. Esto redunda en la buena marcha del propio negocio, que puede producir documentos de calidad, durabilidad y eficiencia que mejoren su imagen de cara al cliente e incrementen sus beneficios de forma regular.

Es más, los documentos impresos con la tecnología HP Officejet Pro más reciente cumplen con los requisitos de archivado y durabilidad de la certificación ISO 11798, referida al aguante en condiciones de exposición a luz, agua o calor. Es la misma norma que por lo general, y hasta la fecha, sólo había sido adoptada por máquinas láser y que se ha convertido en requisito fundamental para muchas instituciones que quieren asegurarse la legibilidad de sus documentos pese al paso del tiempo.

Las impresoras, y más concretamente las impresoras de inyección de tinta, han ido un paso más allá. Al igual que los teléfonos móviles (convertidos en smartphones), los ordenadores portátiles (definidos como ultrabooks) y los televisores (transformados en smart TVs) han evolucionado a pasos agigantados durante el último lustro. Las últimas incorporaciones a la cartera de productos de HP son la prueba más evidente, ya que sumergen de lleno a autónomos y pymes en el mundo de la productividad profesional, la libertad de movimientos y la eficiencia energética, sin perder de vista la asequibilidad de precios. Parece que la tinta ha llegado para quedarse, ondeando la serie Officejet Pro de HP como su mejor abanderada.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor