Nokia podría trasladar el total de su producción a Asia

Negocios

Según la farmacéutica Orión, se ha acordado con Nokia que le comprarán sus activos en Salo, la única planta que la empresa de teléfonos tiene en Finlandia.

Nokia podría vender la última planta que le queda abierta en Finlandia a otra empresa y así repartiría toda su producción en diversas plantas situadas en Asia.

nokia
La farmacéutica Orión ha anunciado su intención de trasladar en enero sus activos a la planta que Nokia tiene en Salo

La información sale de la página web de Orión, una compañía farmacéutica que dice que el próximo mes de enero, situará su actividad en la fábrica de Salo, en la ciudad finesa.

Esta medida podría tener como consecuencia el despido de las 800 personas que trabajan en la mencionada localidad para Nokia.

Dicen los portavoces de Orión en un comunicado pequeño que “la compañía ha firmado una carta de intención con Nokia, según la cual se adquirirán los locales de la fabricante de teléfonos en Salo”. Esto crearía 100 puestos de trabajo en la localidad.

Nokia no acaba de levantar cabeza en el mercado smartphone, el de mayor crecimiento en el sector móvil. Su fuerte siguen siendo las ventas de teléfonos básicos y los mercados emergentes, lo que le reporta pérdidas o una caída de las ganancias.

Hace poco más de un año, Nokia anunció un plan de reducción de personal que afectaba a 3.500 trabajadores: el cierre de la fábrica en la localidad rumana de Cluj Napoca con el consecuente despido de 2.200 empleados y el despido de  otras 1.300 personas del área de Ubicación y Comercio, tras el cierre de las oficinas en Bonn (Alemania) y Malvern (Estados Unidos) para centrar su negocio en Berlín, Boston y Chicago.

Nokia aún no ha confirmado nada, pero todos los expertos apuntan a nuevas contrataciones en Asia, aunque aún no se ha especificado en qué país o ciudad.

Desde febrero de 2010, la planta situada en Salo dedicaba su actividad solamente a smartphones, lo que en aquel momento supuso un despido de 285 trabajadores. Los cierres por Europa vinieron seguidos por aperturas de plantas en Asia, donde la mano de obra es mucho más barata y donde, además, Nokia mantiene unas buenas ventas de sus terminales.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor