Los consumidores españoles, los más cautos a la hora de comprar

Negocios

La mitad de los consumidores españoles analiza hasta 21 canales de información y venta distintos antes de decidirse por un producto o marca.

Un nuevo estudio sobre los hábitos de compra de los europeos muestra que una gran cantidad de consumidores españoles prefiere conocer bien el producto y las alternativas antes de realizar una compra.

Los consumidores españoles pueden realizar hasta 3 estrategias de ahorro distintas para conseguir una compra lo más barata posible

Así, según el estudio denominado PeopleShop, y realizado por el Grupo Leo Burnett, el 54% de los españoles utiliza recurre a una media de 21 canales de compra o de información cuando quiere adquirir un nuevo producto. Esta cifra supone la más alta de la Unión Europea: los españoles se informan más que cualquiera de sus vecinos cuando hacen una adquisición.

Por otro lado, el 31% de compradores españoles tiene  muy en cuenta el precio antes de realizar una adquisición y aseguran realizar hasta tres estrategias diferentes de ahorro con el objetivo de conseguir el producto o servicio al menor precio posible.

Aunque, otro tercio de los españoles es más fiel: según People Shop, el 33% de los consumidores de este país suelen comprar siempre la misma marca, y ser así más eficientes en su compra. Eso sí, los patrones de comportamiento varían mucho según el tipo de producto que se quiere comprar.

Las tres estrategias más utilizadas son la búsqueda de ofertas, el análisis de productos alternativas de marcas de menos calidad o directamente adquirir siempre productos de fabricantes que venden a bajos precios, aunque no aseguren la misma calidad que el producto más caro. Normalmente esto sucede para compras de productos alimenticios como detergentes o cereales.

También hay otro tipo de consumidores en España que son los denominados “de calidad” y que se refiere a los que, antes de realizar una compra, prefiere conocer las alternativas, analizar el mercado y el producto, comparar con diferentes productos… Este tipo de prácticas suele realizarse con productos que no se adquieren muy a menudo como pueden ser smartphones o electrodomésticos.

Por otro lado, mientras los españoles están a la cabeza por ser los más cautos comparando productos y precios, se encuentran a la cola en ecología y nada menos que el 80% de los consumidores no tiene en cuenta si el producto es respetuoso con el medio ambiente o no. 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor