Windows 8 no tendrá mucho éxito entre las empresas en su estreno

Negocios

Hay empresarios que creen que Windows 8 no aporta ningún valor añadido a las versiones anteriores del SO como para adaptarlo al entorno profesional.

A pesar de las amplias expectativas que Microsoft ha puesto en su nueva versión de su sistema operativo, el Windows 8, que llegará al mercado el 26 de octubre, un estudio augura que tendrá poca acogida entre los clientes profesionales, al menos en un principio y que muchas compañías nunca lleguen a adoptarlo.

De acuerdo con un grupo de analistas, hay muchas empresas que creen que el nuevo SO no ofrece una razón de mucho peso como para adaptar todos sus equipos al Windows 8 y es que se está considerando una plataforma de consumo más que de negocios.

Por ejemplo, según unas declaraciones de Doug Johnson, responsable de la política de gestión de riesgos en  American Bankers Association a Reuters, “Windows 8 es, francamente, más una plataforma de consumo que una plataforma de negocios, por lo que no tiene sentido su adopción en un entorno empresarial”.

Johnson cree que muchas empresas no ven que vaya a aportar “ninguna función adicional a la empresa”.

Otro analista que no augura un gran futuro a Windows 8 es Michael Silver, analista de investigación tecnológica Gartner, que calcula que la adopción corporativa durante los primeros meses del nuevo sistema en el mercado, alcanzará al 10% de las empresas durante los primeros meses, mientras que, en sus mejores momentos, podría llegar al 20% de ordenadores empresariales.

Estos comentarios vienen promovidos por la importancia que ha dado Microsoft al uso del nuevo Windows tanto en ordenadores como en tabletas, gracias a sus capacidad de uso táctil. Sin embargo, dice Reuters, que la de Redmond está tranquila teniendo en cuenta que el mercado de consumo se ha vuelto muy importante.

Según declaraciones de  Ron Markezich, director de la división de Microsoft para empresas  y partners, las líneas entre el consumidor y el cliente empresarial se están difuminando y la de Redmond considera que “muchos clientes empresariales están esperando a Windows 8, para no tener que elegir tablet y PC“. Por tanto, Microsoft confía en que las características de su nuevo SO atraigan también a los profesionales.

Sin embargo, de ser reales estas profecías de los analistas, esto sería un gran problema para Microsoft, teniendo en cuenta que la  compañía obtiene el 40% de sus ingresos totales gracias a acuerdos de licencia de varios años con empresas y organizaciones públicas y privadas.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor