Kodak busca salir de la quiebra y se reunirá con inversores

Negocios

Kodak, que no ha sabido adaptarse al mercado digital, está en quiebra desde enero, y ha vendido diversas unidades de negocio a lo largo del año.

Kodak ha dicho que comenzará en los próximos días a reunirse con diversos grupos de accionistas e inversores con el objetivo de salir de la situación de quiebra en la que se encuentra.

De acuerdo con la compañía de fotografía, hay economistas del mercado interesados en diversas partes de su negocio de imágenes comerciales.

Este ha sido probablemente el año más duro para Kodak, que no ha conseguido adaptar su negocio a la nueva tendencia de fotografía digital, desde que se declarara en bancarrota el pasado mes de enero, amparándose en el capítulo 11 de la ley americana, que permite a las empresas tomar esta iniciativa cuando tienen una situación complicada.

Kodak dijo en su momento que el objetivo de declararse en quiebra sería la búsqueda de la reorganización de su negocio. Así, a lo largo de 2012, la compañía anunció su intención de dejar de fabricar cámaras y marcos digitales y así licenciar su logo a otros fabricantes de estos productos.

Más adelante, Kodak también decidió abandonar su negocio de impresión de imágenes y de digitalización de documentos, y anunció que cambiaría el enfoque hacia una impresión comercial.

Con estas medidas se redujo el enfoque de la empresa hacia el consumidor final y hacia el mercado minorista, centrando su actividad en las impresiones y otras actividades dirigidas a clientes comerciales. Entre otros asuntos, su unidad de impresión de imágenes incluye más de 100.000 quioscos Kodak instalados en todo el mundo.

También en verano, la compañía anunció el despido de una importante parte de su plantilla de trabajadores, alrededor de 400,  todos ellos del negocio de inyección de tinta en todo el mundo, aunque no se han dado datos sobre qué trabajadores y de qué países se verán más afectados.

De acuerdo con Fox Business, Kodak espera ganancias para el año 2013.

Según declaraciones de  Antonio Pérez, el CEO de Kodak, la empresa pretende, con todas las medidas tomadas a lo largo de 2012, además de salir de la bancarrota anunciada hace unos meses, emerger como una compañía rentable. 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor