Lexmark echa el cierre a su negocio de impresoras inject

Negocios
Lexmark

Lexmark anunció ayer que dejará de fabricar impresoras y que se centrará en ofrecer servicios al mercado corporativo.

Lexmark ha anunciado un plan de restructuración que no sólo pone fin al negocio de impresoras inject de la compañía, sino que representa el despido de 1.700 empleados, la mayoría relacionados con esa unidad de negocio.

El fabricante, que seguirá ofreciendo soporte y suministros a su base de clientes, espera conseguir unos ahorros anuales de 95 millones de dólares una vez que el plan se haya completado, ha dicho Lexmark en un comunicado.

De los 1.700 despidos, aproximadamente 1.100 estarán relacionados directamente con el negocio de impresión y la fábrica de Filipinas que la compañía cerrará definitivamente en 2015, mientras que el resto serán puestos relacionados con la investigación y desarrollo, canal y soporte.

A finales de 2013 el negocio de impresión de la compañía habrá quedado disuelto y ahorrará a la empresa 85 millones de dólares al año siguiente.

Más conocida por sus impresoras, Lexmark lleva tiempo trabajando con las empresas en servicios de impresión gestionados y de gestión de contenido, que será el nuevo enfoque de la compañía.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor