Cómo afectará la subida del IVA al canal de distribución TIC

NegociosRetail

A partir del 1 de septiembre el IVA para los productos tecnológicos subirán del 18 al 21%, lo que podría afectar gravemente al consumo, que ya se ha visto reducido por la crisis económica y el desempleo.

1. Introducción sobre el IVA y su subida

2. La subida del IVA en productos y servicios tecnológicos

3. La subida del IVA podría haber fomentado el consumo en verano

4. Oportunidad para el canal

 

Introducción sobre el IVA y su subida

Entre otras de las polémicas medidas tomadas por el gobierno de Mariano Rajoy en los últimos meses, está la de la subida del IVA que comenzará a aplicarse a partir del próximo 1 de septiembre. Tanto consumidores como vendedores, fabricantes o mayoristas están aún confusos sobre cómo afrontar esta subida de precios, que en muchos productos o servicios será verdaderamente notable.

Cuestiones como si será mejor repercutir toda la subida del IVA al comprador o usuario final, lo que podría llevar a una importante caída del consumo, o si los comerciantes deberían asumir esta subida de los precios ellos mismos para no acabar perdiendo clientes, llevan haciéndose desde que el gobierno del Partido Popular anunciara en julio esta medida que había sido recomendada por el Fondo Monetario Internacional.

El mercado se siente confuso ante esta nueva medida que se une a una subida de impuestos y recortes de dinero público en gran parte de los sectores sociales y es que no se sabe cómo todo este encarecimiento de la vida en España, unido al imparable desempleo, acabará afectando en el consumo y en la cadena de distribución. No hay que olvidar que este es el segundo incremento sobre este impuesto indirecto en dos años. El IVA llegó a España en en 1986, cuando nuestro país ingresaba en la Comunidad Económica Europea

En España hay tres tipos de IVA. Por un lado, se encuentra el tipo general, que ahora es del 18% y a partir del 1de septiembre pasa a ser 21% (era del16% hasta el 30 de junio de 2010) y que engloba productos como bebidas alcohólicas, ropa y calzado, coches o productos cosméticos. Por otro lado, el tipo reducido que pasa del 8% al 10% (siendo del 7% hasta el 30 de junio de 2010) y que se refiere, entre otros asuntos, a productos alimenticios y sanitarios, transporte terrestre de viajeros, casi todos los servicios de hostelería y construcción de viviendas. Algunos de los servicios de hostelería como peluquería, gimnasio o spas, además del dentista, y  muchas actividades de ocio como las entrada a cines, teatros o conciertos, que antes estaban dentro del grupo reducido pasan ahora al general por lo que verán sus precios subir nada menos que en un 13% de la noche a la mañana, al igual que le pasará a la Televisión Digital de pago. Finalmente, el tipo superreducido, que no varíapermanece en el 4% y se aplica a productos de primera necesidad, casi todo alimenticios o viviendas de protección oficial, como ejemplo.

La mayoría de productos tecnológicos entran dentro del primer tipo, por lo que estos notarán que los precios pueden aumentar en un 3%.

De acuerdo con un estudio realizado por la OCU u Organización de Consumidores y Usuarios, esta subida del IVA podría suponer una media de 470 euros anuales a cada familia española y añade que el impacto real de la actual subida prácticamente duplica la de 2010.

Pasar a la página 2


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor