Nuevo sistema de gestión de códigos de barra a la vista

Negocios

Leer un código de barras 2D puede llevar al usuario a abrir una página web, pero también a enviar un SMS o almacenar un contacto mientras el editor puede ir cambiando el contenido sin tener que cambiar el código.

La Open Mobile Alliance (OMA) está desarrollando un estándar que permita gestionar los códigos de barra 2D con la esperanza de facilitar el acceso de los usuarios móviles a las páginas web además de realizar otras muchas funcionalidades. Según ha explicado la organización, estandarizando la especificación para la codificación, decodificación y resolución de los códigos de barra en 2D se pretende estimular la utilización de esos códigos y ofrecer muchas más opciones.

Desde hace tiempo los usuarios pueden utilizar la cámara de sus móviles para hacer una foto de un código y acceder a información adicional en Internet sobre productos relacionados o promocionados sin pasar por el proceso de abrir un navegador, escribir una dirección de internet o buscar términos que nos ofrezcan información sobre los productos en cuestión. El problema es que no todos los códigos de barras 2D almacenan la información de la misma manera y eso hace que no todos puedan leerse con el mismo software, uno de los aspectos que quiere solucionar la propuesta de OMA.

Por el momento ya se han propuesto dos modelos. El primero es Direct Code, que puede descargarse o preinstalarse en el terminal y que sería capaz de realizar funciones como abrir un navegador, iniciar una llamada de teléfono, enviar un mensaje de texto o simplemente almacenar un contacto en la agenda.

El segundo modelo se ha denominado Indirect Code. En este caso sí que se necesita una conexión a internet para contactar con un servidor que será quien resuelva el código. Este modelo permitiría al editor del código hacer un seguimiento y análisis de una campaña o actualizar el contenido asociado sin cambiar el propio código.

OMA colabora con algunas de las operadoras más importantes del mundo, como T-Mobile, AT&T o Telefónica, fabricantes de la talla de Samsung o Nokia y otras empresas como HP.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor