Intel prevé malos resultados trimestrales por la caída de la venta de PC

Negocios

Intel es el mayor fabricante de chips para ordenadores pero la caída de las ventas de PC le perjudica, como que los precios de sus ultrabook y la imposibilidad de convencer en el sector tablet.

Intel ha modificado a la baja sus previsiones para el trimestre en curso, ya que cree que la caída de las ventas de ordenadores le perjudicará más de lo esperado.

El gasto de los consumidores en Estados Unidos y Europa es “más moderado” de lo que Intel había calculado en un principio, de acuerdo con Stacy Smith, director financiero de Intel, que añadió que a principios de año los analistas esperaban que la economía comenzara su recuperación a lo largo de este año pero con el paso de los meses se está comprobando que no está siendo así y que los mercados desarrollados siguen inmersos en la crisis económica, lo que provoca un consumo más bajo del habitual.

Por su parte, en el segundo trimestre finalizado en junio, la empresa ha obtenido unos ingresos de 13.500 millones de dólares, unos beneficios operativos de 3.800 millones y unos beneficios netos de 2.800 millones, según un comunicado enviado por la compañía. Intel no se queja de estos resultados pero en el mismo comunicado ha modificado a la baja sus previsiones para el tercer trimestre. 

El mercado principal de Intel es el de los procesadores para ordenadores, donde tiene el 80% del mercado, el cual está de capa caída por la caída de las ventas de ordenadores. Hace unos días, un estudio de IDC mostraba que las ventas de ordenadores durante el primer trimestre de este año 2012 era ligeramente inferior a las ventas durante el mismo periodo de 2011.

Así, el fabricante de chips cree que sus resultados serán entre un 3 y un 5% por debajo de lo que se esperaba en un principio.

Hace una semana, AMD publicó unos resultados peor que el pronóstico inicial, provocados por la caída de sus ventas en Chinay en Europa.

Intel tenía las esperanzas puestas este año en sus ultrabooks, esos ordenadores ultrafinos y ligeros que hacen competencia directa al MacBook Air de Apple.

Sin embargo, su imposibilidad por reducir el precio de estos terminales ha llevado a que las ventas estén siendo peor de lo esperadas. Intel aspiraba a que sus ultrabooks supusieran a lo largo de este año 2012 el 40% de las ventas totales de ordenadores pero, por el momento y a falta de cifras oficiales, los expertos creen que se está lejos de conseguir el propósito. Muchos tienen las esperanzas puestas en los ultrabooks que saldrán a la venta a partir de octubre basados en Windows 8 y que supondrán una novedad entre los ordenadores ya que muchos contarán con pantallas táctiles.

Otro mercado que le queda por conquistar a Intel es el de los procesadores para dispositivos móviles, mercado en crecimiento, a diferencia del de ordenadores y en el que Intel no ha conseguido aún convencer a los fabricantes.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor