RIM despide al tercio de sus trabajadores y podría aliarse con Microsoft

Negocios

El fabricante canadiense ha anunciado pérdidas millonarias en Q1 y parece ser que va a retrasar el lanzamiento de BlackBerry 10 hasta el primer trimestre de 2013.

Research In Motion continúa con sus crisis en el mercado smartphone. Por el momento, según rumores, ha retrasado el lanzamiento de BlackBerry 10 y está barajando diferentes oportunidades sobre el futuro de la empresa.

Una de las opciones para salvar RIM podría ser una alianza con Microsoft, uno de los pretendientes de la empresa, y otra de las opciones sería directamente vender su división móvil.

Las acciones de la compañía cayeron en el último trimestre más de lo esperado, causando que, junto a los resultados anteriores, las acciones de RIM perdieran, nada menos, que un 70% de su valor en el último año.

Concretamente, la empresa anunció ayer la pérdida de 518 millones de dólares, en el primer trimestre del año, y publicó que despediría a 5.000 trabajadores, casi un tercio de la plantilla, con el objetivo de ahorrar 1.000 millones de dólares.

Desde hace tiempo se habla de que Microsoft podría estar tras el fabricante canadiense para que integrara su sistema operativo Windows para teléfonos a sus BlackBerry, al igual que hizo con Nokia. El posible aplazamiento de la ola de teléfonos, que se esperaba que estuvieran basados en el sistema operativo BlackBerry 10, al primer trimestre de 2013, apuntan a que podría deberse a que al final RIM quiera aliarse con la de Redmond y adoptar el próximo Windows 8 que aparecerá en otoño de 2012.

Thorsten Heins, presidente ejecutivo de RIM dijo en un comunicado que la empresa está “trabajando de forma agresiva con nuestros asesores en nuestra revisión estratégica, evaluando las formas para mantener nuestros activos y continuar la actividad sobre nuestras fortalezas”, entre las que destaca la base de usuarios que es de casi 78 millones de personas.

Hace unos días se comentaba la posibilidad de que RIM escindiera su división móvil, y que compañías como Amazon o Facebook podrían estar interesadas en sus activos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor