La necesidad de co-innovar

Negocios

Pilar Martínez, directora de pequeña y mediana empresa de SAP, habla en este artículo sobre la colaboración entre partners de canal, desarrolladores de sistemas y fabricantes hacia la co-invención.

Tradicionalmente, cuando oímos la palabra “innovación” solemos pensar en el momento en el que se produce un hallazgo o un descubrimiento y viene a nuestras mentes la famosa expresión “Eureka” de Arquímedes. Sin embargo, la innovación es mucho más que eso. Ha sido una parte crucial del éxito de las empresas desde antes de la era industrial y es el resultado de la aplicación diaria de nuevas ideas dentro de una organización para hacer posible un camino de cambio.

Para poder innovar es imprescindible dominar la operativa diaria de un negocio, ya que sólo así se consigue transforman las ideas en acciones. Además, debe formar parte del alma de la empresa para guiarla en su intento por alcanzar el éxito desafiando al estatus quo, pero sin incapacitar a la organización.

El camino hacia el desarrollo de nuevos productos y servicios es cada vez más rápido por tres razones fundamentales. La primera es que lo demandan los clientes. El 50% de los beneficios de las mayores multinacionales provienen de productos lanzados en los últimos 10 años. Las empresas, especialmente las de tecnología, para poder seguir teniendo éxito necesitan innovar continuamente y proporcionar las soluciones que están buscando sus clientes.

La segunda razón hay que buscarla en la competencia. Si tú no innovas, alguien lo hará por ti. Empresas como Procter&Gamble y 3M son dos claros ejemplos de empresas que están continuamente buscando la ventaja competitiva a través de la innovación, al promocionar activamente el desarrollo de nuevas ideas a través de sus organizaciones e incluso más allá de ellas, con el fin de que nadie las adelante

La tercera y quizá la más importante, son los beneficios internos que proporciona una cultura de innovación, ya que puede reducir los costes operativos globales, acelerar el tiempo que tardan los productos en estar disponibles en el mercado, incrementar el alcance del cliente y mejorar los niveles de competitividad. Esa cultura cambia completamente la forma de pensar y de actuar de los empleados.

Liderando con co-innovación
Una característica que está pesando mucho en los últimos tiempos en el campo de la innovación es la colaboración. Hoy, las empresas más punteras están girando hacia la co-innovación, aprovechando las ideas y comentarios de partners, proveedores, clientes, instituciones académicas, expertos de la industria y, a veces, incluso de los competidores. El resultado final son ideas mucho más ricas, puesto que están alimentadas desde distintos puntos de vista.

En esa colaboración es imprescindible conseguir el compromiso, sobre todo de partners y de clientes y proporcionar las vías, los foros y las circunstancias adecuadas para que se pueda desarrollar esa labor. Una de las formas de hacerlo es unir a miembros de diferentes departamentos de varias organizaciones y formar un equipo de proyecto. En el caso de las empresas de TI, por ejemplo, se puede unir a proveedores de tecnología, integradores de sistemas, y clientes con el fin de desarrollar nuevas soluciones. Los fabricantes aportarán su experiencia como proveedores de una tecnología determinada, el partner su alto grado de especialización y el cliente el conocimiento de su negocio y las necesidades que este tiene.

Otra de las alternativas, en el caso del sector de TI es crear grupos de colaboración entre partners de canal, desarrolladores de sistemas y fabricantes. De hecho, muchas veces, la barrera entre las dos primeras figuras se diluye, ya que el alto grado de especialización y la amplia experiencia que aportan los partners sobre las necesidades de los clientes o las mejores prácticas de un determinado sector, les ha llevado a convertirse en una pieza clave en la creación de nuevos productos y soluciones. Por eso, los fabricantes deben crear una atmósfera colaborativa con los partners como un paso positivo hacia la co-innovación. A la hora de elegir a esos compañeros de viaje no debería dejarse llevar sólo por los volúmenes de ventas, sino que debería valorar muy positivamente los conocimientos y su grado de compromiso. Sólo así se puede crear el mejor ecosistema posible, que debe ser el objetivo del fabricante.

Para SAP la co innovación es más que un conjunto de iniciativas, es uno de los pilares fundamentales en los que basa su estrategia de crecimiento. La compañía trabaja codo con codo con sus partners en el desarrollo de las soluciones más adecuadas para los clientes. Actualmente ya hay 1.400 aplicaciones para pymes creadas en todo el mundo siguiendo el modelo de colaboración. Además, en el área de movilidad, el objetivo es que sean los partners quienes desarrollen el 80 por ciento de las apps. Estamos abriendo a nuestros socios un universo de oportunidades y desde aquí les animamos a que lo descubran porque juntos estamos logrando aumentar el valor para el cliente, que tiene que ser el fin último de la colaboración.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor