Google vuelva a la carga con los Chromebooks de la mano de Samsung

Negocios

Samsung es el primero en lanzar un terminal de la segunda generación de Chromebooks, ordenadores caracterizados por no tener disco duro y almacenar los documentos en cloud.

El Chromebook, el ordenador que se caracteriza por no tener disco duro y almacenar los datos en un servidor cloud, vuelve a la carga, después de que los primeros ordenadores lanzados bajo este concepto no tuvieran éxito.

Google ha vuelto a unirse a Samsung para  lanzar un modelo de la segunda generación de Chromebook, llamado Series 5 550.

Una de las mayores ventajas de este concepto de ordenadores es que funcionan más rápidamente al no tener documentos almacenados en sus sistemas pero, al mismo tiempo, uno de sus principales inconvenientes es que se necesita tener acceso a Internet para poder acceder incluso a los docuemntos, por lo que, sin conexión, hay pocas cosas que el Chromebook pueda realizar.

Según Sundar Pichai, vicepresidente senior de Google de Chrome y aplicaciones, “este lanzamiento es un gran paso en el camino de conseguir el éxito con Chromebook”.

El Chromebook de la serie 5 550 se ejecuta dos veces y media más rápido que las máquinas originales y cuenta con alta definición de vídeo. Por su parte, Google también añadió características que le permiten a los usuarios editar documentos en línea, leer más contenido creado en ampliamente utilizado aplicaciones de Microsoft como Word y Excel, y recuperar el material de otro ordenador en casa o una oficina.

Por su parte, la compañía de Mountain View está haciendo hincapié en la tienda Chrome Web, que cuenta con más de 50.000 aplicaciones.

El precio de los dispositivos, ya disponibles, será de 449 dólares para los modelos que sólo se conectan a Internet a través de Wi-Fi y 549 dólares para las que se conectes también a través de 3G. Los Chromebooks originales de Samsung oscilaban entre 429 y 499 dólares. Al igual que los Chromebooks originales, las máquinas de última generación cuentan con una pantalla de 12,1 pulgadas y se ejecutan con un procesador Intel.

Google Inc. y Samsung también están introduciendo un “Chromebox” que puede ser conectado a un monitor de pantalla para crear el equivalente de la computadora de escritorio y cuesta  329 dólares.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor