Mantener Windows XP cuesta cinco veces más que Windows 7

Estrategia de CanalNegocios

Microsoft insiste en la necesidad de abandonar Windows XP, que se quedará sin ningún tipo de soporte, ni siquiera las actualizaciones de seguridad mensuales, dentro de 23 meses.

Microsoft continúa con su campaña para que los usuarios de Windows XP, un sistema operativo con casi once años de antigüedad, migren a Windows 7, y para ello ha echado mano de un informe que revela que los costes de soporte del viejo sistema operativo son cinco veces más que los de Windows 7.

El abril de 2014 se pone fin a todo tipo de soporte para Windows XP, incluidos los parches de seguridad mensuales, algo que ya advirtió Microsoft el mes pasado. Ahora, Erwin Visser, director senior de Windows, ha utilizado los datos recopilados por la consultora IDC y los ha publicado en un post para insistir en que hay que abandonar Windows XP diciendo, entre otras cosas, que las empresas que migren de Windows XP a Windows 7 “verán un significativo retorno de las inversiones”.

Microsoft ha patrocinado un estudio realizado por IDC para estudiar los costes que supone el mantenimiento de XP respecto a Windows 7. Según los datos de la consultora, el 42% de la base instalada de Windows “comerciales”, sin contar con las máquinas de los usuarios, eran Windows XP, lo que ha llevado a Microsoft a decir que mover a todo el mundo del viejo sistema operativo para Abril de 2014, es “casi imposible”.

De hecho, según los datos de IDC, si esta tendencia se mantiene, el 11% de los Windows instalados en empresas en entorno educativos seguirán funcionando con XP cuando Microsoft deje de servir actualizaciones de seguridad dentro de 23 meses. Con el inconveniente añadido de que los costes de su soporte son mayores que los ordenadores que funcionan con Windows 7.

Los costes de TI se incrementan un 25% durante el cuarto año de vida de un ordenador, otro 29% en el quinto, según IDC, mientras que la productividad del usuario se incrementa un 23% en el cuarto año y un 40% en el quinto.

El estudio de la consultora muestra que las organizaciones tardan un 82% menos parcheando sistemas basados en Windows 7 que Windows XP y un 90% menos mitigando malware. Además, los usuarios de Windows 7 pierden un 94% menos de tiempo reiniciando sus ordenadores, y un 90% menos tiempo debido a los ataques de malware, lo que incrementa la productividad de los usuarios que utilizan la última versión de Windows.

Una de las conclusiones de IDC es que por cada 230 ordenadores funcionando con Windows 7 en lugar de con Windows XP, una empresa podría tener en empleado más a tiempo completo.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor