Para EMC las nubes son híbridas

Negocios

La primera jornada del EMC World que se celebra en Las Vegas pone de manifiesto la apuesta de la compañía por las nubes híbridas con el anuncio de 42 nuevos productos en los próximos meses.

Un total de 42 productos lanzará EMC en los próximos meses en una apuesta sin precedentes por el Cloud y los Big Data. Así lo ha anunciado la compañía durante el EMC World 2012 que estos días se celebra en Las Vegas y al que asisten 13.000 personas para saber qué tiene entre manos la empresa de software más grande del mundo.

El domingo 20 de mayo la compañía celebraba su primer Global Partner Summit en la cuidad de los casinos y dejaba claro ante más de 4.000 partners que eran su mejor valor para crecer.  24 horas más tarde lo demuestra anunciando toda una nueva batería de productos que buscan acelerar la adopción del cloud.  “¿Nube pública o nube privada? Una pregunta tonta”, decía Joe Tucci, CEO de EMC, ante los asistentes, y es que la compañía quiere liderar la “transformación hacia la nube híbrida”.

Y este tipo de nube, a caballo entre la pública y la privada, es el nexo común de todas las novedades, que no sólo afectan a la familia de almacenamiento, backup o virtualización de la compañía, sino también a su catálogo de gestión.

Ente las novedades, una actualización de la familia VMAX, que a mediados de 2012 recibirán una mejora de software completa. Los nuevos productos son VMAX 10k, VMAX 20k y VMAX 40k, que “es perfecto para el Big Data”, reconocía Brian Gallagher, responsable de la división de almacenamiento de EMC. El último modelo no sólo ofrece la posibilidad de añadir un 33% más de discos en un 33% menos de espacio, sino que consume un 27% menos de energía. Quizá lo más destacado es la facilidad que ofrece para integrar máquinas heredadas creando un pool de recursos unificado e integrado.

También habrá una actualización de software para los sistemas unificados VNX, ha explicado Rich Napolitano, responsable de la división de almacenamiento unificado de la compañía. EMC, además, ha presentado el VNXe3150 –exclusivo para el canal de distribución, que ofrece un 50%  más de capacidad por rack comparado con las versiones anteriores. Por último en lo que respecta a la familia VNX, EMC y VMware, la división de virtualización de la compañía, han extendido su iniciativa para desarrollar, vender y ofrecer análisis de almacenamiento para VNX con su VNX Storage Analytics Suite.

Los sistemas de almacenamiento VNX y VNXe de gama de entrada estarán disponibles desde 10.000 dólares y su mayor ventaja es que no se necesita ser un especialista en almacenamiento para hacerlos funcionar. Napolitano ha asegurado que en pocos minutos se pueden configurar a través de un asistente virtual para el establecimiento de controles de acceso y otras políticas a cientos de usuarios.

La plataforma Atmos Cloud de EMC también recibe mejoras, sobre todo simplificando la manera en la que los proveedores de servicio y las empresas gestionan las cargas de trabajo en grandes entornos de almacenamiento cloud distribuidos globalmente. Las mejoras permitirán gestionar una nube de 100PB como un sistema único un 50% más rápido.

Además, la compañía ha anunciado Atmos cloud Accelerators, que proporciona nuevos métodos para simplificar la adopción del cloud y transforma el acceso a la nube del proveedor de servicio y de la empresa haciendo que sea más fácil para los usuarios finales, los desarrolladores y la aplicaciones, utilizar cloud basadas en Atmos. En general los aceleradores de nube permiten a los usuarios trabajar con sus entornos nativos, incrementar las funcionalidades de los desarrolladores y facilitar la migración de aplicaciones tradicionales a la nube.

Otra de las novedades es EMC DataBridge, una herramienta de gestión empresarial que permite a los directores de TI crear de una manera fácil consolas para el desarrollo de TI como servicio, o ITaaS.

La división Isilon de EMC ha anunciado a través de su responsable a nivel mundial, Sujal Patel, Mavericks, el nombre en clave del nuevo sistema operativo para las Scale-Out NAS, que permitirá a las empresas gestionar la creciente cantidad de datos desestructurados de una manera más efectiva, con nuevas características de seguridad, protección de datos y cumplimientos, un incremento del 25% del throughput, así como capacidades integradas relacionadas con la recuperación ante desastres y la continuidad de negocio.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor