Toshiba lanza su primer televisor 3D sin gafas

Estrategia de CanalNegocios

El 10% de los televisores que se vendan este año serán 3D, y el 20% podrán conectarse a Internet, dos funciones que integra el nuevo Toshiba 55ZL2.

Los televisores van recuperando protagonismo después de que se convirtieran, hace unos años, en el periférico del salón al que se conectaban consolas, sintonizadores, discos duros u ordenadores. Desde hace un tiempo han pasado de ser meras pantallas a ser el centro de entretenimiento gracias a su conexión a Internet, lo que le da cierta ventaja en un mercado en el que los adolescentes pasan once horas al día consumiendo información a través de pantallas, según datos ofrecidos por Jorge Borges, director de marketing de Toshiba.

Este año se venderán un 25% menos de televisores, ha dicho Borges, y por eso hay que apostar con cuidado. Según el ejecutivo la venta de televisores con posibilidad de conectarse a Internet crecerá un 40% y tendrán una cuota de mercado del 20%; en cuanto a los televisores 3D, tendrán una cuota de mercado del 10% y se venderán un 200% más que el año pasado.

La plataforma Toshiba Places que la compañía presentó hace un año mejora la experiencia de los televisores de la compañía japonesa, que hoy mismo anunciaba que deja de fabricar pantallas LCD en su país de origen. Junto a esta plataforma la compañía ha apostado por incorporar cada vez más tecnologías a sus televisores, no sólo en cuando a procesadores capaces de mejorar la calidad de imagen o un autoequilibrado profesional, sino tecnologías de reconocimiento facial que permite, según ha explicado Javier Morago, Jefe de producto de Toshiba, acceder a los perfiles de redes sociales del usuario, a sus favoritos e incluso el contenido que se haya grabado. Lo último ha sido la tecnología WiDi, gracias a la cual se puede establecer conexión con un ordenador que también la tenga y así disfrutar del contenido en streaming.

La experiencia de Toshiba en el mercado de televisores 3D es amplia. Sus productos están presentes desde el comienzo de la tecnología, con modelos que utilizan tanto gafas pasivas –la primera generación de la tecnología, como gafas activas. Ahora Toshiba da una vuelta de tuerca y trae al mercado lo que la mayoría de los amantes de las 3D estaba esperando, un televisor 3D que no necesita gafas. Se trata del Toshiba 55ZL2, tiene un tamaño de pantalla de 55 pulgadas y un precio de 8.999 euros.

Sí, el precio es alto, pero hay que tener en cuenta que es un producto de alta gama, con un panel de resolución 3840×2160, es decir 4K o Quad Full HD, capaz de escalar las imágenes 2D a una resolución cuatro veces superior a Full HD. A esto hay que añadir que se puede conectar a Internet, y por tanto a Toshiba Places, que ofrece acceso a vídeos, música, redes sociales, noticias y aplicaciones, sin olvidar que incorpora la tecnología WiDi mencionada anteriormente.

Aunque sin hablar de fechas, a este modelo podría seguirle otro de 42 pulgadas que podría verse en la próxima feria IFA de Berlín.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor