El precio de la memoria NAND flash continúa cayendo

Negocios

Aunque son los fabricantes los que sufren, los usuarios se benefician de productos más asequibles, como el almacenamiento SSD.

El precio de la memoria NAND Flash ha estado cayendo sin freno desde comienzos de este año, al igual que la demanda del usuario final. Con la caída de abril son ya son seis los meses en que el precio de este tipo de memoria ha caído.

Los contratos relacionados con los chips de 32GB y 64GB han descendido entre un 3% y un 5%, según Digitimes, hasta los entre 2,54 dólares, y 4,66 dólares respectivamente en la segunda mitad de abril. En cuanto a los 16GB, han caído un 2% hasta los 2,27 dólares.

Los proveedores de memorias NAND Flash ponen ahora sus esperanzas en el mercado de aplicaciones embebidas, como SSD o mSATA para que las ventas y los precios aumenten.

Según los datos de Digitimes no es probable que las tarjetas de memoria generen un crecimiento sustancial del mercado.

La buena noticia es que esta caída de precios está haciendo que los SSD sean más asequibles y por tanto que cada vez se utilicen más en portátiles, lo que no sólo mejora la fiabilidad del almacenamiento, sino también aumenta la vida de la batería al consumir menos energía porque no llevan partes movibles.

Según empresas como Intel o Kingston la tecnología SSD ha alcanzado un precio que hacer que sea viable su utilización a gran escala a partir de este año.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor