Un ingeniero de Google escribió el código para capturar datos no cifrados

Negocios

En España, los coches de Street View vuelven a salir a la calle con el compromiso de Google de no recoger datos de las redes WiFi que se encuentren en su camino.

Google supo en todo momento que sus coches almacenaban datos recogidos de las redes WiFi. El ingeniero que desarrolló la aplicación Street View de Google escribió el código para capturar los datos de las redes inalámbricas no protegidas. Así lo asegura un nuevo informe de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que también concluye que Google no es culpable según las leyes de Estados Unidos.

El ingeniero contó a sus colegas y un alto cargo de Google que había escrito el código de Street View para recoger correos electrónicos, contraseñas y otros datos de redes inalámbricas no cifradas. El hecho de que la información no relacionara los nombres de los individuos es lo que ha evitado a Google ser culpable de violación de privacidad.

Los 25.000 dólares con los que la FCC multó a Google han sido por obstrucción a la justicia en su investigación por el caso Street View.

Mientras los defensores de la privacidad han criticado a la FCC por permitir que Google recogiera datos de redes inalámbricas no cifradas, los coches de Street View vuelven a salir a las carreteras españolas con el fin de renovar las imágenes. La compañía ha informado de la actividad a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que ha solicitado a Google información sobre el tipo de datos que serán recogidos, la finalidad de la recogida, el tiempo que se conservarán los datos personales o el proceso para que algunos datos, como  las matrículas o las personas, se mantengan en el anonimato.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor