La Smart TV: nuevas oportunidades para el canal y nuevas formas de venta

Negocios

El televisor siempre ha sido uno de los centros más importantes de los hogares, por lo que los grandes fabricantes y las empresas del canal se están aprovechando de esto para unirlo a Internet y a todas las ventajas que la Red ofrece,

Concepto

La televisión inteligente, también conocida como televisión híbrida o por su nombre inglés Smart TV, es el nuevo concepto de la televisión del futuro y que va llegando poco a poco. Entre otras características esenciales para hacer comprensible esta tecnología es que la que siempre fue llamada la caja tonta, incluirá muchas nuevas características, entre ellas Internet y la Web 2.0 para hacerla interactiva y para que el espectador tenga más poder de elección.

La televisión inteligente puede ser simplemente que la misma televisión integre el acceso a Internet o puede ser el llamado set-top box, una ‘caja’ lanzada por diversos fabricantes que se coloca encima del televisor, se conecta a este e incluye funciones propias de lo que seguro será la televisión del futuro. Lógicamente la opción de la set-top box es más adecuada para aquellas personas que no quieran aún cambiar su televisor.

Después de los teléfonos inteligentes o smartphones, que representan uno de los más crecientes mercados del momento, llega la Smart TV, que al igual que los mencionados teléfonos, centrará su actividad en el acceso a Internet.

Dice José María Zamora, director de marketing de LG España, que “con la Smart TV, Internet aterriza con fuerza en los televisores. Pero este fenómeno ya lo vemos desde hace un tiempo en los móviles. El acceso a Internet es una demanda del usuario en todas las pantallas con las que interactúa”. Así, un usuario puede, por dar un ejemplo, ver televisión, navegar por Internet, enviar mails o actualizar su estado en las redes sociales desde el mismo terminal.  O, incluso, con los servicios multipantalla, ver diversos programas a la vez, probablemente algo muy útil para los forofos del fútbol, por dar un ejemplo.

En los últimos años, la televisión e Internet han ido cada vez más conectados y, de hecho, un estudio reciente apuntaba a que casi el 20% de los españoles utiliza Internet en la actualidad para ver programas televisivos. La televisión inteligente unifica ambos servicios en un solo aparato, el televisor, el cual siempre ha sido un centro importante de los hogares.

Por otro lado, aprovechando lo que las aplicaciones atraen a los usuarios, también las televisiones pueden tener sus propias aplicaciones, hechas especialmente para el uso a través de la televisión.

También se habla de ‘televisión a la carta’ o ‘vídeo a la carta’, en la que el usuario tendrá más libertad para interactuar con la programación y para decidir qué ver o incluso habrá la opción de parar los programas si lo necesitamos para continuar viéndolos más tarde desde donde lo hemos dejado. Por su parte, el usuario puede rebobinar el programa y pasarlo más rápido, al igual que cuando uno visualiza un DVD o un vídeo.

Por el momento, los analistas apuntan a que las ventas de televisiones inteligentes están creciendo lentamente a nivel mundial, mientras que los fabricantes tienen puestas sus miras en este año 2012, en el que esperan buenas ventas. Así por ejemplo, Samsung cree que la mitad de todas las televisiones que venda, que la mitad serán ‘smart’, lo que quiere decir 25 millones de dispositivos. Por otro lado, se calcula que en 2015, un 70% de los hogares tendrá un smart TV, por lo que la oportunidad en el mercado se dará en los próximos tres años.

Continuar en la página 2


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor