BYOD, una oportunidad para el canal de 2.500 millones de euros

Negocios

Están aumentando cosiderablemente el número de dispositivos que sus empleados lleven al lugar de trabajo, lo que hará crecer la invversión en seguridad en este sector.

La práctica conocida como BYOD (Bring your own device) o trae tu propio dispositivo, también conocida como BYOT por traer tu propia tecnología) representa, según un nuevo estudio, una oportunidad para el canal de 2.500 millones de euros para los próximos cinco años.

Según la consultora TechMarketView, el crecimiento de la práctica BYOD irrumpirá en el canal de distribución, ya que las empresas necesitarán asesoramiento para que el uso de dispositivos personales no interfiera en las actividades de la compañía.

Se calcula que entre las grandes empresas con más de 500 personas el número de usuarios BYOD se triplicará a tres millones para 2016. Por su parte, el número de usuarios BYOD en las empresas medianas se duplicará a dos millones durante ese período, sólo en el Reino Unido.

Estos datos llevarán a que todas las empresas acaben invirtiendo dinero para que esta práctica sea segura.

Según la emrpesa encargada del estudio, “BYOT creará oportunidades de peso para consultoría, integración e implementación de software, ya que las empresas tratarán de mejorar sus sistemas de seguridad y de gestión“. Por otro lado, también se verán beneficiados los proveedores de soporte y hardware en los dispositivos personales.

En el lado positivo, la aplicación de BYOD en las empresas hará que estas recurran a proveedores de confianza para obtener orientación sobre temas de seguridad y de gestión, al menos en el corto plazo. Esto significa, según publica channelweb que los distribuidores deben asegurarse de formarse acerca de las consecuencia de esta práctica para no llegar tarde a este mercado de oportunidades.

Sin embargo, en el lado negativo, la consultora TechMarketView advierte que se cree que las empresas usarán dinero de otras áreas TIC para invertir en esta práctica.

Otra de las consecuencias negativas del aumento del uso de dispositivos personales para uso profesional dentro de las empresas es que “en algún momento, estos dispositivos de propiedad de los usuarios va a sustituir a la propiedad de la empresa, lo que se traduce a la pérdida de ventas por parte del proveedor”.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor