Sony se centrará en móviles, juegos e imagen digital

Negocios

Aunque ya se lleva tiempo hablando de ello, Sony ha confirmado su estrategia para los próximos años, en la que se incluye una reducción de costes del 70% en su negocio de televisores.

Sony no vive sus mejores momentos. Tras cuatro ejercicios consecutivos en números rojos y el despido de 10.000 empleados, a la compañía no le queda más remedio que reinventarse y su nuevo CEO, Kazuo Hiray ha establecido la nueva estrategia de la compañía, confirmada una vez más ayer: juegos, móviles e imagen digital. Es lo que se ha denominado la iniciativa ‘One Sony’.
El gigante asiático no ha sabido volver a sus raíces, a aquellos brillantes años ’80, antes de que compañías como Apple o Samsung se convirtieran en los competidores que treinta años después son todo un referente del mercado informático y de electrónica de consumo.

En el año 2000 Sony costaba 120.000 millones de dólares; ahora su valor es de 18.000 millones, comparado con los 581.000 millones de Apple y de los 165.000 millones de dólares de Samsung.

La apuesta por los tres negocios clave de la compañía se produce después de que Sony hay perdido 714.000 millones de yenes en su negocio de televisores durante los últimos ocho años, cuando la demanda por la marca Bravia se ha desplomado. Hirai no sólo reducirá los costes del negocio de televisores, sino que además habrá menos modelos con el fin de conseguir la misma rentabilidad que esta unidad de negocio tenía en 2005, cuando Howard Stringer era el CEO de la compañía.

En un comunicado lanzado ayer mismo, la propuesta de Sony es hacer crecer su negocio de electrónica de consumo, y para ello lo que se potenciará son los negocios de juegos, móviles e imagen digital, recuperar el negocio de televisores, expandir la compañía hacia mercados emergentes, crear nuevos negocios y acelerar la innovación. Esta será la estrategia de la compañía para los próximos años.

Las previsiones es que los tres segmentos sean capaces de generar el 70% de los ingresos de la compañía y el 85% de los beneficios para finales de marzo de 2015. Sony, además, planea incrementar su margen operativo un 5%, tener un retorno del capital del 10%, reducir los costes de su negocio de televisores un 60% y estudiar un acuerdo en torno a las baterías de los coches eléctricos.

Cuando accedió a su cargo como CEO de Sony, Hirai comentó que era “muy difícil imaginarse a Sony fuera del negocio de los televisores”, pero lo cierto es que la compañía ya ha considerado que pasará después de aplicar su estrategia, tanto si consiguen reflotar el negocio de televisores, como si no. Así lo aseguraba ayer Kazuo Hirai.

En cuanto a los despidos, Sony ha prescindido de 65.000 trabajadores en sus cuatro planes de reestructuración desde 1999. La compañía tenía una plantilla de 168.200 empleados en marzo de 2011, a la que habrá que descontar los 10.000 despidos anunciados en los últimos días.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor