Dimite el CEO de Game y sigue sin comprador

Negocios

El consejo de administración de hará cargo de Game mientras se busca un comprador que rescate la empresa, siendo Royal Bank of Scotland o Game Stop los posibles pretendientes.

La situación de Game en Reino Unido empeora por momentos. Entre las últimas noticias nos encontramos con que su CEO, Ian Shepherd, ha dimitido y que serán los administradores los que tomen el cargo de la empresa.

Por el momento no se conocen compradores ni se sabe nada sobre la situación de la empresa en otros países fuera de Inglaterra e Irlanda, como son Francia, España, Portugal, Escandinavia, Austria y República Checa. De todos modos, parece que las tiendas en España tienen mejor futuro que las del Reino Unido, ya que gozan de bastante independencia frente a la filial.

Según ha declarado Shepherd en un comunicado oficial, será Mike Jarvis uno de los administradores de PriceWaterhouseCoopers quien se ha hecho cargo de inmediato de la situación. Según parece, la nueva dirección deberá hacer frente al cierre de tiendas y a la situación de los empleados que se han quedado sin trabajo.

Por el momento, la suspensión de pagos que se declaró hace unos días, supondrá el cierre de 277 establecimientos en Reino Unido, un 45% del total y el despido de más de 2.000 trabajadores, el 40% de la platilla durante los próximos días. Sin embargo, sus administradores confían en «continuar con el negocio con normalidad» mientras dure la venta de la compañía, del resto de las tiendas. El retailer cuenta con más de 1.300 tiendas en toda Europa y casi 11.000 trabajadores.

Las tiendas que se mantengan abiertas operarán con normalidad pero dejarán de adquirir nuevo material y no permitirán la compra o uso de tarjetas regalo ni el cambio de juegos usados por dinero, según los mismos administradores han aclarado.

Game Group ha registrado unas pérdidas anuales que se estima que se acerquen a los 20 millones de euros. Por el momento, Game ha dejado de cotizar en bolsa, según publica Metro.co.uk.

Se rumorea que el Royal Bank of Scotland (RBS) podría ser uno de los interesados en hacerse con los activos de Game, pero aún no hay nada seguro. Otros nombres que se barajan son GameStop y OpCapita.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor