Pocas empresas pueden cuantificar el impacto financiero de la una brecha de seguridad

Negocios

Sólo una de cada tres empresas es capaz de cuantificar el impacto financiero que una brecha de seguridad tiene en su negocio.

Sólo el 34% de las empresas son capaces de cuantificar el impacto financiero tras una brecha de seguridad. Además, sólo el 45% de las empresas están “extremadamente” confiadas a la hora de identificar sus amenazas de seguridad más críticas, y sólo un 47% están muy confiadas en tener los controles apropiados para proteger sus datos cruciales. Así lo asegura el informe State of Security 2012 de McAfee, para el que se encuestaron a 495 organizaciones con al menos 1.000 empleados en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Brasil, Australia, Singapur y Nueva Zelanda.

Un tercio de las organizaciones no ha comprado o no ha implementado tecnologías de seguridad de próxima generación diseñadas para solucionar las amenazas actuales, como gateway para el filtrado de URL, productos de seguridad embebidos, seguridad para entornos virtualizados, prevención de fuga de datos, evaluación de vulnerabilidades, seguridad móvil, listas blancas de aplicaciones y firewall de próxima generación.

A pesar de contar con planes formales, el 34% de las empresas creen que no están adecuadamente protegidas contra los riesgos de la seguridad de la información que podrían impactar en sus empresas.

El 24% de las compañías nunca ha ensayado un escenario de incidente de seguridad, o sólo lo han hecho después de una brecha.

Las empresas de Norteamérica y Alemania tienen un plan estratégico más formal que las organizaciones de otras regiones del mundo. Según McAfee, esto podría ser atribuido al entorno regulador de cada país.

Las principales prioridades para este año incluyen implementar fuertes controles para proteger los datos sensibles y asegurar la continuidad del negocio.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor