Los precios de los Ultrabooks podrían empezar a bajar en marzo o abril

Negocios

Cuando Intel lance finalmente su chip Ivy Bridge, los ultrabooks reducirán su precio entre un 20% y un 30%.

Los Ultrabook, el concepto de portátil ultrafino y ligero lanzado por Intel, que pretende ser la revolución en el mercado de los ordenadores, podrían bajar sus precios en marzo o abril, según un nuevo informe. Sin embargo, otros expertos piensan que esto no ocurrirá hasta el próximo año 2013.

Estos ordenadores que Intel ya ha conseguido lanzar conjuntamente con grandes fabricantes de la industria, tienen un precio que, en general, oscila entre los 700 y 1.000 dólares (550 y 800 euros). El fabricante de procesadores ha llevado a cabo diversas iniciativas para conseguir bajar esta cifra, pero no lo ha conseguido a causa del, según parece, alto coste de fabricación.

Según ha publicado Digitimes, los precios podrían reducirse entre un 20% y un 30% entre los meses de abril y marzo, cuando Intel lance Ivy Bridge, su próxima generación de chips y que los fabricantes querrán usar para lanzar nuevos Ultrabooks. Según el informe, los ordenadores ultraligeros basados en los procesadores Intel lanzados hasta ahora, bajarían sus precios y, por ejemplo, un portátil que ahora vale 750 dólares, pasaría a costar 525 dólares.

Intel sabe, desde que anunció el concepto de Ultrabook, que su éxito se basa en poder ofrecer los productos a precios bajos. El mayor fabricante de chips a nivel mundial pretende que el 40% del total de ordenadores vendidos esta año sean los basados en la idea de Intel, pero para ello, ya lleva tiempo trabajando mano a mano con sus socios para conseguir vender terminales que cuesten menos de 1.000 dólares.

Sean Maloney, vicepresidente ejecutivo de Intel, comentó el pasado mes de mayo, cuando desveló los planes de la compañía para el año 2012, que sus Ultrabooks se diferenciarían de otros productos similares de la competencia, como el MacBook Air de Apple, en que con el tiempo irían teniendo precios más bajos. Maloney reconoció el fracaso de sus lanzamientos en 2008, similares al Ultrabook, y dijo que había sido por los altos precios de los dispositivos.

En octubre del pasado año, se publicó que el fabricante de chips estaba trabajando con sus socios en el mercado, entre los que destacan Acer, HP o Toshiba, con el objetivo de reducir el coste de los dispositivos durante el proceso de fabricación. Las inundaciones en Tailandia, país donde se fabrica la mayor parte de discos duros usados en el mundo, ha hecho dificil a los fabricantes la reducción de los precios de los ordenadores en general.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor