La compra de Motorola por Google, ya aceptada por la UE y por EEUU

Negocios

Las autoridades europea y estadounidense han advertido a Google que procurarán evitar cualquier intento de abuso del poder que le darán las patentes de Motorola.

La compra de Motorola por parte de Google está cada vez más cerca de ser real, después de que la Comisión Europa y, unas horas después, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, dieran luz verde al acuerdo. El gigante de Internet tendrá que esperar aún por la aprobación de las autoridades de China, Taiwán e Israel.

A pesar de la aprobación, el comisario europeo de competencia, Joaquín Almunia, declaró que aunque la compra de Motorola no presenta problemas de competencia, sí se teme que Google pueda abusar de sus nuevas patentes.

El español advirtió que la Comisión Europea podría verse obligada a “abrir algunos casos”, ya esta la decisión “no significa que no nos preocupe la posibilidad de que, una vez que Google sea propietario de este porfolio” el gigante de Internet vaya a “abusar de estas patentes”.

El departamento de justicia estadounidense ha dado un veredicto con conclusiones similares.  La División Antimonopolio del Departamento de Justicia, que llevó a cabo la investigación, cree que la compra “probablemente no cambie significativamente la dinámica de mercado existentes” ni que “reduzca sustancialmente la competencia” pero ha advertido a Google de que la aprobación de la compra de Motorola Mobility no significa que no vaya a continuar manteniendo sus ojos en Google en busca de signos de abuso de patentes.

El tema es que, si consigue hacerse con Motorola, Google se haría con las 17.000 patentes del fabricante. Algunas de estas son patentes necesarias para el desarrollo de cierto tipo de tecnologías esenciales, las cuales, las autoridades piden que se comercialicen de forma no discriminatoria, razonable y justa (patentes conocidas por las siglas RAND o FRAND por su traducción en inglés).

La compañía está llevando a cabo una dura batalla con sus más fuertes competidores del mercado tablet y smartphone, como Apple, basada en acusaciones de infracción de patentes y prohibiciones de la venta de ciertos dispositivos en varios países del mundo.

Las declaraciones del Departamento de Justicia estadounidense y del comisario europeo de competencia demuestran, como publica TechCruch, que las autoridades son conscientes de que una vez que Google tenga acceso a todos los derechos de Motorola, será capaz de afectar negativamente a otras empresas imponiendo unos costes injusto para las licencias o continuando con las acusaciones de infracción de patentes. Aunque Google diga que esto no ocurrirá, todos temen que la compañía abuse demasiado de su posición dominante en el mercado.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor