Kodak continuará su actividad habitual en Europa

Negocios

La anunciada bancarrota de Kodak sólo afecta al negocio de la compañía en Estados Unidos, donde se ha sometido a una reorganización voluntaria según el Capítulo 11 de la ley americana.

Después de anunciar que Eastman Kodak Company y sus subsidiarias estadounidenses han empezado una reorganización voluntaria del negocio según el Capítulo 11 –el equivalente español del concurso de acreedores, Kodak ha explicado que sus subsidiarias no estadounidenses no están incluidas en esta medida y continuarán operando como hasta ahora. De modo que las operaciones internacionales continuarán cumpliendo con todos sus compromisos hacia sus clientes y proveedores.

Tras asegurar que la reorganización de Kodak permitirá su transformación en una empresa rentable y sostenible, Philip Cullimore, Director general en Europa ha asegurado que el negocio europeo de la multinacional “no se ve afectado por la decisión tomada por Eastman Kodak Company en los Estados Unidos”. El directivo ha explicado también que en Europa la compañía ha centrado su estrategia en el business-to-business y en el mercado de impresión, donde “se está creciendo rápido”.

La información sobre una posible bancarrota de Kodak lleva circulando en Internet desde hace meses. En noviembre de 2011 la compañía anunciaba unas pérdidas de 222 millones de dólares para el trimestre y declaraba que tendría que echar mano de las patentes, o pedir prestado, para sobrevivir. A mediados del mismo mes ponía en venta Kodak Gallery, su servicio online que permite a los usuarios almacenar fotos, compartirlas e imprimirlas. A finales de año se producía una fuga de directivos de la compañía y una semana después empezaban los rumores sobre lo inevitable, la bancarrota, que por el momento se confirma que sólo afectará al negocio de la compañía en Estados Unidos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor