Una nueva sentencia exime a una tienda de informática de pagar el canon digital

Negocios

Como ya ocurrió el año pasado con la empresa Padawan, la SGAE vuelve a perder las cuotas de canon digital reclamadas a un establecimiento y que ascendían a más de 18.000 euros.

El canon digital, que el gobierno suspendió a finales del año pasado, tendrá a buen seguro muchos titulares este 2012 cuando tras la sentencia que exime a una tienda de informática de pagar el polémico canon, lleve a otras muchas a seguir su ejemplo.

A primeros de 2011 los titulares acaparan el caso de Padawan S.L, propietaria de la tienda Traxtore, que consiguió evitar los 16.759 euros que le reclamaba la SGAE.

Ahora el caso se repite con otra tienda que ha evitado el pago de una cantidad mayor, 18.298 euros después de que un tribunal catalán le haya dado la razón.

Tras una consulta al Tribunal Europeo de Justicia, la audiencia de Barcelona ha dado por buenas las razones de la tienda de informática, que aseguraba que muchos de sus clientes no empleaban los soportes digitales para copiar contenido con derechos de autor, sino para sus propios archivos.

Desde Europa afirman que el canon digital no se puede aplicar de manera indiscriminada, que es lo que precisamente ha estado ocurriendo en España desde que se aprobara en 2003, y que por tanto no afecta a las personas y empresas que utilizan los soportes de grabación para otras cosas que no sean la copia privada.

De forma que el tribunal catalán, incapaz de determinar qué porcentaje de los productos vendidos tendrían que estar grabados con el canon, ha decidido dar la razón al establecimiento, al que se reclamaba el pago de las cuotas del canon digital entre 1999 y 2004.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor