Las mujeres en el canal de distribución del sector TIC

Negocios

El papel de las mujeres cada vez se va haciendo más notorio dentro de las empresas del canal en el sector tecnológico. Seis mujeres de seis empresas diferentes del canal en España han compartido con Channel Insider su visión de la situación actual. Reconocen sentirse cómodas en este mundo que está dominado por hombres.

Las mujeres y los estudios técnicos

Las mujeres van siendo cada vez más notorias en las empresas del canal. Uno de los últimos ejemplos fue el nombramiento de Meg Whitman como líder de HP, primer fabricante de ordenadores a nivel mundial, sustituyendo a Léo Apotheker, en un momento en que la compañía pasaba por un momento de incertidumbre. Otro caso, aún más reciente, viene de IBM que acaba de contratar a Virginia Rometty para suceder a Sam Palmisano, siendo esta la primera mujer que lidera la empresa en todos sus 100 años de historia.

Socialmente, en general, en los últimos años, se ha ido evolucionando hacia la igualdad y cada vez se hace más común ver a mujeres tomando el mando y ocupar puestos que hasta hace unos años eran considerados típicos de los hombres. De todos modos, aún queda un largo camino hasta llegar a una paridad real.

Sin embargo, aunque va en aumento, las mujeres empleadas en el sector TIC son todavía una minoría y este campo sigue estando dominado por el género masculino. Las mujeres predominan en carreras universitarias de ciencias sociales y jurídicas, humanidades o ciencias naturales, mientras que las carreras técnicas, entre las que se incluye la informática, son campos donde, según las estadísticas oficiales, los hombres son mayoría claramente. De hecho, teniendo en cuenta diferentes estudios realizados en los últimos años, las mujeres rondan la cuarta parte de los empleos dentro del sector.

El Instituto de la Mujer señaló en unas conferencias llevadas a cabo hace unas semanas que, teniendo en cuenta los datos del Ministerio de Educación, la media de estudiantes universitarias es del 54% y de tituladas del 60%, sin embargo, en la rama de Ingeniería y Arquitectura, el porcentaje de mujeres solo alcanza el 26,8%, y solo el 18% en Informática.

Estos datos llevan años avivando un debate: las mujeres se alejan de las carreras técnicas por su vocación natural hacia otros sectores o por la educación que reciben desde pequeñas. Hay respuestas para todos los gustos. Unos consideran que la sociedad y los roles que se marcan en esta alejan a la mujer del sector de la informática, no sólo cuando son pequeñas sino a la hora de comenzar su carrera profesional. Este eterno y largo debate no podrá solucionarse en este reportaje, pero veamos las opiniones de las profesionales del sector.

Presencia de las mujeres en el sector

Las mujeres son mayoría en ciertos puestos del sector como son en las áreas de “marketing de producto, comunicación, servicios a clientes, recursos humanos, relaciones publicas y oficina de ventas”, como relata Naoko Ohnishi, directora de la división de experiencia del consumidor en Sony. No hay que olvidar que estas áreas que también forman parte del desarrollo de la industria TIC.

Ledda Valdivieso, directora de marketing de canal de Intel para Iberia, también reconoce que las mencionadas áreas son donde más mujeres se pueden encontrar dentro de las empresas del canal TIC aunque cree que “más que un tema de género, es un tema de perfil y preferencias profesionales de cada persona”. De acuerdo con Valdivieso, las mujeres se decantan más por estos temas “probablemente por el tema de relación y desarrollo de la parte intuitiva”.

Sin embargo, como destaca Yolanda Rodríguez, socia directora de la empresa mayorista Afirma, aunque “es cierto que vemos muchas mujeres en puestos de management, marketing y comercial más que en otras áreas del sector TIC, también es cierto que hoy en día lo que cuenta es el perfil de la persona y por tanto nos encontramos también con ejemplos de mujeres con perfil técnico con una muy exitosas carrera profesional”.

De hecho, no hace tantos años, el padre de familia era, en la inmensa mayoría de los casos, el único que aportaba ingresos al hogar. Un estudio del Observatorio Económico realizado a comienzos de esta década concluía que España “ha pasado de aproximadamente 3,5 millones en 1977 a cerca de 5,4 millones en el 2000” y que este dinamismo tuvo que dar las gracias a los últimos años. Sobre todo, “en la etapa expansiva de finales de los ochenta y principios de los noventa la economía española generó casi 2 millones de puestos de trabajo repartidos en 1 millón de mujeres y 1 millón de hombres”, tendencia que siguió los años posteriores.

Las directivas también apuntan que las cosas han ido cambiando en los últimos años y cada vez es más común ver a mujeres ocupando puestos donde hace una década era más normal encontrarse a un hombre y, como dice Sara Crespo, directora de marketing de Afina “desde hace algunos años han ido alcanzando puestos de mayor responsabilidad, por lo que afortunadamente ya no es un hecho aislado el encontrar mujeres en prácticamente todos los ámbitos de la sociedad”.

Por su parte, donde menos mujeres se ven, como indica Alicia Santana, gerente de Compuspain, “quizás sea en puestos técnicos, ahí sí que todavía no hay igualdad de número”.

Ventajas del sector TIC frente a otros sectores para desarrollarse profesionalmente

¿Por qué algunas mujeres deciden desarrollarse profesionalmente en un mundo dominado por hombres? Aunque la integración de la mujer al mercado laboral supuso ya un avance hace un par de décadas, la mujer siguió relegada en gran parte de los casos y durante mucho tiempo a puestos de trabajo específicos, casi reservados para ellas como la enseñanza, la limpieza, el cuidado de niños y ancianos o la costura.

Sin embargo, los últimos años ha visto, no sólo la inserción laboral de las mujeres, sino la entrada de ellas en nuevos campos.

Para empezar, las seis directivas que han colaborado con este reportaje afirman sentirse muy cómodas en su sector y reconocen que nunca se han visto discriminadas por su condición sexual. Muy al contrario, animan a las mujeres a entrar en este campo, que es uno de los que más crecimiento y opciones de futuro presenta.

Es curioso que todas ellas, además, dan mucha importancia a la implicación del sector en el desarrollo social y valoran formar parte de una misión así.

Concretamente, Naoko Ohnishi, directora de la división de experiencia del consumidor en Sony, dice que se decidió por el sector tecnológico porque es “donde más innovación hay” y añade que “el sector TIC ha contribuido de forma clave en los cambios del estilo de vida y eso hace que el sector sea muy dinámico y atractivo”.

A esto, Sara Crespo, Directora de Marketing de Afina, añade que se trata de “un mercado que ofrece muchas oportunidades en el desarrollo de mi carrera profesional” y que ofrece la oportunidad de ver “la implicación de los proyectos en los que participo“.

Leda Valdivieso, directora de marketing de canal de Intel para Iberia, está de acuerdo con sus compañeras: el sector TIC “es un segmento que está en constante cambio y renovación, la innovación está en su ADN, lo cual lo hace sumamente interesante y dinámico” a lo que añade que “la tecnología ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas, su educación, acceso a la información de forma más horizontal, y eso le da una trascendencia especial a nuestro trabajo“.

Características de las mujeres

Cuántas veces habremos escuchado comentarios como que las mujeres que triunfan en ámbitos tradicionalmente masculinos como las empresas de ciertos sectores o la política es porque se comportan como hombres. O cuántas veces habremos oído decir que a las mujeres se les exige ser como ellos para conseguir triunfar.

¿Es esto cierto? ¿Cuáles son las características propiamente femininas? La igualdad de género se refiere a la igualdad de trato, oportunidades y derechos para mujeres y hombres, y que tanto unos como otros tengan la oportunidad de desarrollar sus aptitudes personales, independientemente de su sexo. Por tanto, la igualdad de género no quiere decir que hombres y mujeres sean iguales o tengan que serlo.

Este tema también ha levantado largos debates. Ciertos científicos afirman que el cerebro funciona de manera distintas entre las personas de diferente sexo, mientras que otros creen que las diferencias entre hombres y mujeres se deben a la educación que recibimos desde pequeños y a los estereotipos sociales. Según la creencia popular, ellos son más racionales y ellas más emocionales, ellas más comprensivas y empáticas y ellos menos comunicativos.

Sin embargo, como nos destacan todas las directivas que han participado en el reportaje, no se trata de características por género, sino de las habilidades personales de cada uno a la hora de desarrollarse profesionalmente en una empresa.

Dicen Naoko Ohnishi de Sony y Alicia Santana, gerente de Compuspain que “cada perfil laboral requiere de un individuo con sus cualidades, independientemente del sexo“, a lo que Yolanda Rodríguez, socia directora de Afirma añade que “afortunadamente hoy en día prevalece el perfil de la persona, su trayectoria y cualidades y no el estereotipo de hombre o mujer“.

A pesar de esto algunas sí reconocen ciertas habilidades más comunes en mujeres que hombres. Laura Chernitsky, directora de cuentas de socios de OEM de Microsoft Ibérica, destaca que, según su percepción, las mujeres tienen “mayor flexibilidad y una especial capacidad para hacer diferentes cosas al mismo tiempo“, mientras que Sara Crespo de Afina destaca que “la mujer tiene las cualidades de ser metódica, práctica y con una mayor capacidad de responder con rapidez a la hora de solventar un problema“.

Ledda Valdivieso destaca que “las habilidades de las mujeres se orientan a la organización y estructura, así como la habilidad para percibir información no necesariamente verbal que nos permite observar ciertas situaciones desde otra perspectiva diferente“.

Políticas empresariales para ayudar a la conciliación familiar y laboral

La sociedad española ha ido avanzado hacia la igualdad, ayudada por iniciativas gubernamentales y empresariales. Como ejemplo reciente por parte del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tenemos la Ley Orgánica 3/2007 del 22 de marzo, “para la igualdad efectiva de mujeres y hombres”, basándose en el artículo 14 de la Constitución española que proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo.

Como iniciativas concretas que encontramos en las empresas que han participado en este reportaje, podemos destacar que Sony España dispone de horarios flexibles, “que ofrece muchas posibilidades para las madres y los padres con hijos pequeños”, según destaca Naoko Ohnishi.

Por su parte, Yolanda Rodríguez, socia directora de Afirma,  recuerda que “cuando hablamos de conciliación, generalmente pensamos en madres trabajadoras que tienen una serie de compromisos laborales dentro y fuera de casa, pero existen otros muchos factores que hacen necesaria esta conciliación como es el que un empleado esté cargo de personas mayores, tenga cargas familiares o simplemente se respete el mantenimiento de una vida profesional y personal equilibrada. Todos los trabajadores tienen el derecho de poder trabajar para vivir y disfrutar de su vida personal, sea cual sea su motivo”.

En Microsoft Ibérica, según explica Laura Chernitsky, se ofrece “la posibilidad de reducir jornada, que es real y no implica ninguna consecuencia negativa y se trabaja por objetivos y se apoya el teletrabajo“.  Según Chernitsky, “contando con comunicaciones de video y voz en el PC, en donde se comparten ficheros, videos y presentaciones, hacen que el teletrabajo sea realmente eficiente“.

En realidad, el sector TIC,hace, lógicamente, un gran uso de las tecnologías para el desarrollo de la actividad, lo que hace la integración más fácil a sus empleados al dar mucha importancia al teletrabajo. De hecho, según las encuestas, alrededor del tercio de los puestos de trabajo en España en este sector son teletrabajo.

Según explica Ledda Valdivieso, directora de marketing de canal de Intel para Iberia, en su empresa “la mayoría de los empleados tenemos nuestro puesto de trabajo en casa y vamos a la oficina cuando tenemos reuniones presenciales“.

De acuerdo a un estudio que hace unos años realizó AETIC, el concepto de teletrabajo se ha extendido largamente en toda Europa, suele ser más común en empresas con más de 300 empleados y ha de garantizar los mismos derechos entre los teletrabajadores y los empleados que acuden a la oficina a diario. Según el informe, en general, es una práctica bien valorada tanto por trabajadores como por empleadores.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor