Intel trabaja con sus proveedores para reducir el precio de los Ultrabook

Negocios

El fabricante quiere que estos ordenadores se hagan con el 40% del mercado para finales de este año y cree que la solución es rebajar los terminales.

Después del fracaso de Intel con los ordenadores ultrafinos que comercializó en 2008 y que tenían un  precio demasiado alto, el fabricante cree que esta vez va por el buen camino con sus ultrabooks y cree la política de los precios de sus chips para este tipo de dispositivos es la adecuada, por lo que está trabajando con los proveedores para que bajen los precios de los demás materiales.

Intel espera que su concepto de ordenador, para el que trabaja con diferentes fabricantes, y que es el mayor rival directo del MacBook Air de Apple, consiga hacerse con una cuota del mercado del 40% para finales de este año. En opinión de Navin Shenoy, vicepresidente de ventas y marketing y gerente general de la región Asia-Pacífico, para que esto suceda “los precios tienen que bajar”, según relató a Reuters en una entrevista.

Los analistas creen que el precio óptimo para conseguir el triunfo de los Ultrabooks estaría en 699 dólares. Para comparar con la realidad, el ordenador de esta gama lanzado por Acer cuesta 899 dólares (799 euros en España). Shenoy dijo al respecto que se necesita tiempo para conseguir reducir el coste del dispositivo.

Por otro lado, las inundaciones en Tailandia, también han afectado a la fabricación de estos ordenadores y podrían llegar a afectar hasta al 30% de la producción de discos duros, lo que tendría sus repercusiones en las ventas del primer trimestre de 2012.

Sean Maloney, vicepresidente ejecutivo de Intel, declaró en la feria Computex celebrada en mayo que sus Ultrabooks se diferenciarían de otros productos similares de la competencia, como el MacBook Air de Apple o el Samsung Series 9, en que con el tiempo irían teniendo precios más bajos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor