El Galaxy Nexus Prime se retrasó por los problemas entre Apple y Google

Negocios

Según un analista, el fabricante de Android necesita revisar la actualización Ice Cream Sandwich para evitar denuncias por infracción de patentes.

La razón del retraso de la presentación del Galaxy Nexus Primer de Samsung no ha sido la muerte de Steve Jobs como se concluyó, sino que ha sido la disputa entre patentes que mantiene desde hace unos meses el fabricante coreano, a causa de sus dispositivos basados en Android, con Apple.

La presentación de este smartphone, el primero que integra la actualización para Android Ice Cream Sandwich, estaba prevista para el pasado 11 de octubre, pero justo un día antes, Samsung emitió un comunicado diciendo que habían acordado con Google que ese no era “el momento apropiado para el anuncio de un nuevo producto”, teniendo en cuenta “las circunstancias actuales”.

Ahora, según ha revelado Eldar Murtazin, un conocido analista del mercado, la decisión fue tomada por la compañía de Mountain View, para evitar más acusaciones de infracción de patentes por parte de Apple, ahora contra su Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Así se desmiente la idea de que ambas empresas querían guardar unos días de luto tras el fallecimiento del creador de Apple.

Según Murtazin ha dicho en una actualización de su Twitter, “Nexus Prime y Android 4.0 están siendo cuestionados y Google ha eliminado algunas características (del sistema operativo) que son utilizadas en la guerra de patentes“.

Apple gana a Samsung en Australia

Mientras tanto, la guerra de patentes en la que están enfrentados Samsung, por sus dispositivos basados en Android, y Apple continúa en diferentes regiones del mundo. La última noticia al respecto es que un juez del tribunal federal de Sidney ha confirmado la prohibición de comercializar el Galaxy Tab 10.1 diciendo que esta se mantendrá hasta que la justicia se pronuncie al respecto, como publica The Inquirer.

Según esta resolución, la venta de la tableta de Samsung que está siendo cuestionada, supondría más pérdidas a Apple que a Samsung, en caso de que se reconociera la inocencia de este y se le permitiera acabar vendiendo la tableta Galaxy.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor